Ejército de Honduras cierra la frontera ante regreso de Manuel Zelaya

Medios afines al gobierno de facto de Roberto Micheletti advirtieron que si Zelaya llega a Honduras será detenido por los militares, según disposición de la justicia.
Militares hondureños mantuvieron cerrado el tránsito de personas y vehículos hacia Nicaragua, para impedir avanzar a los seguidores del mandatario depuesto Manuel Zelaya que prevé regresar este viernes al país, comprobaron periodistas de la AFP.

Tras finalizar el toque de queda de 12 horas a las 06H00 locales (12H00 GMT), los militares mantuvieron suspendida la circulación en la ruta entre Tegucigalpa y el pueblo fronterizo de Las Manos, por lo que los seguidores de Zelaya permanecían en el pueblo de El Paraíso, a 10 kilómetros de la frontera.

El Ejército también impidió a los periodistas el paso hacia la frontera nicaragüense, pero el coronel a cargo del operativo militar dijo que los dejaría seguir hasta Las Manos, donde está el paso hacia Nicaragua.

"Tenemos órdenes superiores de no dejar pasar a nadie", dijo a los periodistas el coronel Arcadio Castillo Martínez.

Sin embargo, "a la prensa no le podemos poner problemas para que hagan su trabajo", señaló.

"Lo que queremos es que otra gente que no queremos que entre, entre", agregó en referencia a los seguidores de Zelaya.

Las escuelas y algunas instituciones públicas de Honduras mantenían este viernes un paro de labores, iniciado el jueves, para presionar por el retorno del presidente derrocado en un golpe el 28 de junio.

Los medios afines al gobierno de facto de Roberto Micheletti advertían este viernes que si Zelaya llega a Honduras será detenido por los militares, en cumplimiento de una orden de captura emitida por la justicia.

Los militares suspendieron el tránsito de vehículos hacia el frontera el jueves, pero no impedían que la gente siguiera su viaje a pie.

Zelaya inició el jueves un operativo de regreso a Honduras, luego de que el miércoles fracasara el diálogo en San José bajo mediación del presidente costarricense y Premio Nobel de la Paz, Oscar Arias.

En la noche del jueves, llegó a la ciudad nicaragüense de Estelí, cerca de la frontera con Honduras.

"Iniciamos esta gesta para regresar pacíficamente a Honduras (...).

Vamos con una bandera blanca de la paz a proclamar la reconciliación del pueblo hondureño", anunció Zelaya previo a la partida.

Zelaya viajó en un vehículo todoterreno en compañía de su canciller, Patricia Rodas, del canciller venezolano, Ricardo Maduro, así como del ex guerrillero nicaragüense Edén Pastora, conocido como "Comandante Cero". (Texto AFP y foto EFE)