Logroño - Fotografía referencial
Una de las veces que fue detenido, el fallecido iba en su auto junto a una mujer y llevaba droga escondida en los zapatos. | Fuente: Flickr

Un hombre de 40 años ingresó en la prisión de Logroño, España, luego de violar el confinamiento impuesto por el coronavirus en 16 oportunidades. Fue internado en una celda sin otro interno por la medida de aislamiento sanitario y no se le aplicó el protocolo antisuicidio. El cadáver fue hallado este domingo con signos de ahorcamiento.

Una de las veces que fue detenido por la Policía durante el estado de alarma, los efectivos le encontraron droga oculta en los zapatos. El hombre ya había estado detenido en la misma prisión en el 2018.

Fuentes de Instituciones Penitenciarias detallaron a Efe que el cadáver fue hallado este domingo, alrededor de las 17:40 horas, luego de que la autoridad judicial decretara la prisión provisional del hombre, comunicada y sin posibilidad de salir bajo fianza.

Fue otro interno quien dio la voz de alarma, luego de que el hombre le hablara desde la ventana de su celda. A este le pareció que decía cosas poco coherentes, por lo que avisó a un funcionario de la prisión, quien al acercarse a la celda lo encontró colgado con una sábana desde el radiador. Tras intentar reanimarlo durante 25 minutos, los efectivos certificaron su muerte. El Juzgado de Guardia de Logroño ha asumido la investigación de la muerte.