Foto: Flickr
Los españoles dedican un 11 por ciento menos de presupuesto a la celebración de una boda como consecuencia de la crisis, según un estudio divulgado hoy por el salón Madrid Novias, del centro de exposiciones y ferias Ifema de la capital española.

Este descenso afecta principalmente al número de invitados y al menú del banquete nupcial, y en menor medida al gasto que se dedica al vestido de novias y al viaje de luna de miel de los contrayentes, según el informe divulgado hoy por esa feria profesional que, entre los próximos 6 y 9 de mayo, presentará las colecciones textiles que saldrán al mercado en 2011.

Así, los efectos de la crisis se traducen en menús más ajustados, menos invitados y una reducción en los apartados de peluquería, maquillaje y servicios auxiliares o profesionales relacionados con la organización del enlace.

Madrid es la región en la que resulta más caro casarse, mientras que en Extremadura (oeste del país) y en el archipiélago de las Canarias los gastos son menores.

El gasto global para la celebración de una boda con un centenar de invitados puede variar entre los 11.000 y 26.000 euros (de 14.300 a 33.800 dólares).

El banquete es el principal coste que tienen que afrontar los futuros contrayentes y, en función del lugar y el menú, se pueden encontrar precios que van desde los 50 hasta los 120 euros (de 65 a 156 dólares) por invitado.

A este monto hay que sumar partidas para la música o la barra libre.

En el caso de la novia, el precio del vestido no suele bajar de los 700 euros (algo más de 900 dólares), cifra a la que hay que añadir peluquería, maquillaje, ramo y otros servicios, que pueden incrementar el gasto hasta los 2.000 euros (2.600 dólares).

En cambio, los novios suelen dedicar una media de entre 460 y 1.100 euros (de 600 a 1.430 dólares) para su atuendo.

El dinero destinado a los anillos, invitaciones, reportajes gráficos y regalos a los invitados oscila entre los 600 y 1.300 euros (de unos 800 a 1.700 dólares).

En cuanto al viaje de novios, su precio varia en función del destino y los servicios contratados, aunque suele superar los 1.800 euros (2.340 dólares). EFE