El paraguayo Enrique Galván (sentado), que sufre la llamada enfermedad del "hombre elefante", posa junto al cirujano general de UCI Health, Cristóbal Barrios (derecha), y las enfermeras Katie Galvin (izquierda) y Constance Galanos (centro). | Fuente: EFE | Fotógrafo: ---

El paraguayo Enrique Galván, quien sufre la llamada enfermedad del "hombre elefante", siente que tiene "una nueva vida" tras la exitosa operación a la que se sometió en California (Estados Unidos) y en la que le extirparon más de 3 kilos de piel excesiva. "Siento que me han quitado una carga muy grande, una mochila pesada (..) que no me permitía avanzar. Y ya ahora que no tengo esa mochila pesada estoy liviano como para volar adonde sea", declaró Galván este lunes en el hospital universitario "Health Douglas" del Centro Médico de la Universidad de California en Irvine (UC Irvine), en Los Ángeles.

El paraguayo, que sufre de neurofibromatosis, fue intervenido en este centro el pasado 2 de junio por un equipo de 20 profesionales de la salud, liderados por los cirujanos Cristóbal Barrios y Mark Kobayashi, gracias a la iniciativa de la ONG IMAHelps. "Me gusta el fútbol, me gusta correr, me gusta hacer ejercicios físicos. Siento que ahora tengo una nueva vida", concluyó

Cirugía exitosa

"La cirugía fue un éxito, pudimos retirar todos los tejidos que teníamos en mente, especialmente los que más le molestaban que eran los tejidos del hombro, el pecho y la espalda, que eran como 3 kilos de peso", dijo a Efe Barrios, cirujano general de UC Irvine. "Se formaron tumores debajo de la piel y tejidos excesivos", indicó el galeno, quien agregó que "ahora se le ve bien el hombro, pecho y espalda. Estéticamente también fue un éxito".

El paraguayo Enrique Galván habla junto al cirujano que dirigió su operación. | Fuente: EFE | Fotógrafo: ---

La enfermedad del "hombre elefante", que es como en Inglaterra conocían a Joseph Carey Merrick (1862-1890), que sufría un padecimiento similar a del paraguayo y su caso dio pie a una obra de teatro y una película, empezó a manifestarse con más visibilidad en Luis Galván cuando tenía cinco años. A raíz de esta enfermedad, para la que no existe medicamentos y la única forma de combatirla es a través de cirugías, en la adolescencia sufrió "acoso juvenil" y desarrolló "complejos" que lo llevaron a consumir drogas.

“Ganas de seguir hacia adelante”

Barrios adelantó que el exceso de piel retirado "con el tiempo crecerá un poco", pero adelantó que su equipo estará listo a operar de nuevo "si es necesario". En Paraguay, Galván recibió 5 cirugías sin mayores resultados hasta que en 2018 un equipo de médicos voluntarios de la International Medical Alliance (IMAHelps) conocieron su caso y se comprometieron a que sea tratado en Estados Unidos y sin coste alguno. "Me siento con mucha fuerza, muchísima alegría, ganas de seguir luchando hacia adelante", dijo el paciente a la agencia EFE.

El Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares de EEUU, define la neurofibromatosis "como un desorden genético del sistema nervioso" cuyo origen es hereditario o a causa de una mutación en sus genes. Galván será operado de nuevo en julio próximo, pero en su país natal, cuando los voluntarios de IMAHelps haga su visita anual a Paraguay para proveer tratamientos de salud a personas de bajos recursos. EFE

¿Qué opinas?