El Gobierno de Venezuela se solidarizó con el pueblo peruano respecto a los hechos registrados el viernes pasado en Bagua Grande (Amazonas) que dejaron como saldo al menos 33 muertos, entre efectivos policiales y nativos, por lo que hizo votos para que se halle una "solución a los lamentables acontecimientos".

Según un comunicado del Ministerio de Exteriores venezolano, Caracas lamentó que en los actos suscitados en la región amazónica, "cientos de hermanos peruanos, en particular pertenecientes a los pueblos indígenas y a las fuerzas del orden público, resultaron en decenas de muertes y centenares de heridos".

En ese sentido, el presidente venezolano, Hugo Chávez, formuló votos de tranquilidad a la familia peruana, al tiempo de ratificar "su solidaridad de honda raíz bolivariana y su deseo ferviente por la superación de estos momentos difíciles".

"Asimismo, el Gobierno Bolivariano de Venezuela se suma al deseo compartido por los pueblos y Gobiernos de nuestra región, de que nuestros hermanos peruanos encuentren solución a estos lamentables acontecimientos", señala el comunicado oficial.