Revista Plos | Fuente: Revista Plos

Un equipo de investigadores halló un fósil casi completo del extinto "león marsupial" de Australia, un animal que tenía un peso estimado de más de 100 kilos, según un estudio publicado en la revista especializada Plos.

El "Thyalacoleo carnifex", que fue un marsupial carnívoro que se movía con la ayuda de una cola fuerte, según los expertos, vivió en la etapa del Pleistoceno, es decir, hace entre más de dos millones de años y 11.700 años.

Gracias a los últimos hallazgos, un equipo liderado por Roderick Wells, de la Universidad de Flinders en Australia, pudo reconstruir todo el esqueleto de este animal por primera vez.

"El 'Thyalacoleo' era diferente a cualquier animal vivo en la actualidad. Los paleontólogos han intentado durante mucho tiempo interpretar su estilo de vida a partir de restos incompletos", indicaron los investigadores.

Los nuevos fósiles, descubiertos en la cueva de Komatsu en Naracoorte y la cueva de la Estrella de Vuelo en la llanura de Nullarbor, ambas en Australia, incluyen los primeros restos conocidos de la cola y la clavícula de este animal.

El "Thylacoleo carnifex", que fue un marsupial carnívoro que se movía con la ayuda de una cola fuerte | Fuente: nationalgeographic.com

El estudio

Los autores utilizaron esta nueva información y compararon su anatomía con la de los marsupiales vivos.

De acuerdo con ese estudio, la cola del "Thylacoleo" era "rígida y muy musculosa", probablemente permitiendo que se usara junto con las extremidades posteriores como un "trípode" para sujetar el cuerpo mientras se liberan las extremidades anteriores para manipular alimentos o escalar, como hacen muchos marsupiales.

El análisis indica que el "Thylacoleo" tenía una espalda rígida y unas extremidades delanteras potentes, sujetadas por fuertes clavículas.

Estas características también se agregaron a una lista de evidencia de que el "Thylacoleo" era un gran escalador, quizás de árboles o de paredes escarpadas.

Entre los marsupiales vivos, la anatomía del "Thylacoleo" parece ser muy similar a la del diablo de Tasmania."El extinto león marsupial ha intrigado a los científicos desde que se describió por primera vez en 1859 a partir de fragmentos de cráneo y mandíbula recolectados", señaló Wells, que celebró la primera reconstrucción de su esqueleto. (EFE)

Revista Plos | Fuente: Revista Plos
Revista Plos | Fuente: Revista Plos
¿Qué opinas?