Foto: AFP

Los bomberos de Sao Paulo hallaron hoy un cadáver calcinado, el segundo que descubren hasta ahora, entre los escombros de una favela de Sao Paulo en la que un incendio destruyó este jueves 300 viviendas, informaron fuentes oficiales.

El cuerpo sin vida fue hallado en el segundo piso de una edificación ubicada en medio de la barriada popular, en la que al parecer se inició el fuego que destruyó la mitad de las 600 viviendas de la favela de Moinho, informaron los bomberos.

(LEA MÁS: Incendio destruyó cerca de 300 viviendas en favela de Sao Paulo)

En la misma edificación de cuatro pisos, que corre el riesgo de desplomarse, se había hallado este jueves el cadáver calcinado de otra persona.

El predio, alrededor del cual fue creciendo una favela en pleno centro de la mayor ciudad brasileña, fue abandonado hace varios años y había sido invadido por personas sin vivienda.

El cuerpo de la segunda víctima fue encontrado durante la operación realizada este viernes por los bomberos para acabar con posibles focos de nuevos incendios, supervisar los daños causados por el fuego y determinar las causas de la tragedia.

Además de las dos muertes, el incendio dejó cuatro heridos: dos personas hospitalizadas por haber inhalado gases tóxicos, una que sufrió fracturas tras saltar de un segundo piso en su fuga de las llamas y un bombero.

Ciento veinte bomberos, 40 coches y tres horas de intenso trabajo fueron necesarios para controlar el fuego, que obligó a las autoridades a suspender el servicio de una de las líneas de trenes metropolitanos de la ciudad.

EFE