Darren abría los ojos, pero no seguía ordenes debido a que su cerebro estaba seriamente dañado producto de las lesiones sufridas durante la operación. | Fuente: Foto referencial

Un hospital en Estados Unidos mantuvo a un paciente en estado vegetativo durante un año con la finalidad de cumplir con sus estadísticas de tasa de supervivencia de trasplantes de corazón.

Según la información recogida por Pro Pública y Live Science, los hechos se registraron en el Centro Médico Newark Beth Israel en Nueva Jersey, donde Darryl Young, de 61 años, permanecía internado desde el 21 septiembre de 2018 tras someterse a una cirugía de trasplante de corazón.

El objetivo de los médicos del hospital era mantener sus estadísticas de tasa de supervivencia del programa de trasplante de corazón. Si Darryl Young hubiera muerto dicha tasa hubiera caído al 84.2% provocando un recorte de presupuesto por parte del Gobierno.

"No estoy seguro de que sea ético, moral o correcto, pero lo hacemos por el bien global de los futuros pacientes de trasplantes. Necesitamos mantenerlo vivo hasta el 30 de junio como mínimo", dijo el director de los programas de trasplante y pulmón del hospital, Mark Zucker en una reunión privada.

Las agencias de noticias Pro Pública y Live Science dan cuenta que el paciente Darren abría los ojos, pero no seguía ordenes debido a que su cerebro estaba seriamente dañado producto de las lesiones sufridas durante la operación.

Según la investigación de Pro Pública, la familia de Young no era conciente de las pocas probabilidades de recuperación, debido a que el personal médico no les daba información precisa sobre su estado. 

Se considera improbable la recuperación de un paciente en estado vegetativo cuando pasa cuatro semanas en ese cuadro sin mostrar un avance. Se les puede mantener así siempre que los médicos brinden una atención de apoyo estándar que incluye nutrición y fisioterapia para evitar que los músculos se agarroten precisa el informe de Pro Pública.

La investigación revela también que Darren Young fue tratado por otras enfermedades como neumonía, accidentes cerebrovasculares, convulsiones y una infección por hongos. Tras superar su primer año de supervivencia en el Centro Médico Newark Beth Israel, los médicos dispusieron su trasferencia a otro hospital sin dar explicaciones claras a los familiares.


¿Qué opinas?