ECLIPSE
El evento comenzó a las 16:26 hora local (19.26 GMT) y el oeste del país fue el lugar privilegiado para observar cómo la Luna avanzó con movimiento firme sobre el Sol. | Fuente: Twitter: Aerolíneas Argentinas @Aerolineas_AR

El eclipse total de Sol congregó a una multitud de personas de todo el mundo en Argentina, donde al igual que en Chile se pudo ver el evento astronómico en su fase completa. Sin embargo, fueron los pasajeros de una aerolínea argentina los que se llevaron una inolvidable experiencia al presenciar el eclipse en pleno vuelo.

El evento comenzó a las 16:26 hora local (19.26 GMT) y el oeste del país fue el lugar privilegiado para observar cómo la Luna avanzó con movimiento firme sobre el Sol hasta cubrirlo por completo sobre las 17.40 (20.40 GMT), en un fenómeno que por lo común es raro de ver.

El copiloto de Aerolíneas Argentinas y aficionado a la fotografía, Nicolás Fronzo, convenció a la empresa de cambiar la hora de salida del vuelo AR 1436 que partía del aeropuerto de Buenos Aires con destino a San Juan. La finalidad era sorprender a los 112 pasajeros con esta experiencia única. 

Quince minutos después del despegue se inició el espectáculo. La Luna empezó a cubrir al Sol hasta que se oscureció todo el horizonte. La aerolínea proporcionó a sus pasajeros lentes especiales para ver el eclipse.

Uno de los parajes donde se reunieron centenares de personas para seguirlo fue el Mirador de los Cóndores de Merlo, en la provincia de San Luis, en el centro oeste del país. En una tarde soleada y despejada en San Luis, el aficionado a la astronomía argentino Mariano Arias dijo a Efe que, para él, poder ver un eclipse así es "magia".

"Esto es emocionante. Es magia, único, un evento raro. Estoy viendo la emoción y las palpitaciones que va a dar verlo", afirmó. Desde más lejos llegó a ese lugar Paulo Sanches, un brasileño de Sao Paulo que ya es un experto en perseguir eclipses por el mundo. "Este es mi sexto eclipse de sol", indicó Sanches, que eligió la montaña sobre las amplias llanuras de San Luis por tratarse de "un sitio maravilloso".

Al contrario de lo que sucede con el ciclo solar, el eclipse avanzó de oeste a este, por lo que la primera provincia argentina donde se vio fue en San Juan. Por orden, disfrutaron el 100 % del eclipse las regiones de La Rioja, San Luis, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, en una franja de totalidad que solo tuvo 150 kilómetros de ancho.

(Con información de EFE)