Chandrayaan-2 incluye un orbitador lunar, un módulo de descenso y un rover (vehículo de exploración), un dispositivo de un peso conjunto de 3,8 toneladas. | Fuente: AFP

Cincuenta y seis minutos y 24 segundos antes de la hora prevista, India anuló el lunes por un "problema técnico" el lanzamiento al espacio de su misión lunar, postergando así su ambición de convertirse en el cuarto país en posar un aparato en la Luna. La agencia espacial india (ISRO) preveía lanzar este lunes a las 02h51 (21h21 GMT del domingo) su misión Chandrayaan-2 –carro lunar en hindi– desde la rampa de lanzamiento de Sriharikota, en el sudeste de India.

La expedición debía posar el 6 de septiembre próximo un módulo de descenso y un robot móvil en el polo sur del satélite natural, situado a 384.000 kms de la Tierra. Pero "se detectó un problema técnico en el sistema de lanzamiento del vehículo en el minuto T -56", dijo la ISRO en Twitter, sin especificar el tipo de inconveniente. 

"Como medida de precaución, el lanzamiento de Chandrayaa-n2 ha sido cancelado por hoy. La nueva fecha de lanzamiento se anunciará más adelante" agregó. Esta misión debía permitir al gigante asiático ser el cuarto país en lograr un alunizaje y el primero en colocar una sonda robot en el polo sur, donde se ha detectado la presencia de hielo, crucial para una eventual colonización del satélite y como carburante para misiones interplanetarias.

El anuncio de que se postergaba la misión se produjo poco después de las fase de llenado de hidrógeno líquido del motor criotécnico –basado en una asociación de oxígeno e hidrógeno en estado líquido–  del cohete GSLV-MkIII, el más potente lanzador indio, equivalente a un cohete europeo Ariane 4.

"Creo que si el [nuevo] lanzamiento no se hace en las próximas 48 horas, podría ser postergado varios meses hasta que tengamos una ventana de lanzamiento oportuna" declaró a la AFP Ravi Gupta, excientífico de la agencia militar Defence Research and Development Organisation (DRDO).

Chandrayaan-2 incluye un orbitador lunar, un módulo de descenso y un rover (vehículo de exploración), un dispositivo de un peso conjunto de 3,8 toneladas. Nueva Delhi ha dedicado 140 millones de dólares –una suma muy inferior a las de otras grandes agencias espaciales para este tipo de misión– a Chandrayaan-2.

La misión de Pragyan, el rover indio, que pesa 27 kilos, es buscar en el suelo lunar rastros de agua y "signos fósiles del sistema solar primitivo", indicó la ISRO. El vehículo, propulsado por la energía solar, debe en principio funcionar durante un día lunar, el equivalente de 14 días terrestres, y podría recorrer hasta 500 metros.

(Con información de AFP)


Sepa más:
¿Qué opinas?