Foto: EFE
Los Guardias de la Revolución desmintieron la detención de siete soldados norteamericanos en una zona fronteriza entre Irán y Pakistán y subrayaron que ningún militar de esa nacionalidad ha entrado en territorio iraní.

Según la televisión iraní PressTv, fuentes de los Guardias de la Revolución calificaron de "infundada" la información de la detención de los soldados, que había sido divulgada por la agencia semi oficial Fars, afín a los propios Guardias de la Revolución.

Según Fars, siete soldados norteamericanos fueron detenidos por entrar ilegalmente en Irán cerca de la ciudad de Saravn en el sureste de la provincia iraní de Sistán-Beluchistán, en la frontera de este país con Pakistán.

Según esta información los siete soldados habían entrado ilegalmente en Irán con la ayuda de dos personas de nacionalidad iraní que consiguieron escapar.

La agencia Fars no citaba fuentes ni ofrecía detalles más concretos sobre la fecha de la detención de estas siete personas.

Este hecho ocurre mientras solamente cinco días después de la liberación bajo fianza de medio millón de dólares de la excursionista norteamericana Sarah Shourd, quien fue detenida el año pasado junto con otros dos compatriotas en la zona fronteriza entre Irán e Irak.

Las autoridades iraníes acusaron a los tres norteamericanos -dos de los cuales siguen en prisión- de haber entrado ilegalmente en Irán para cometer actos de espionaje, acusación que rechazaron.

EFE