Así quedó la catedral de Notre Dame tras el incendio. | Fuente: EFE | Fotógrafo: CHRISTOPHE PETIT TESSON

El fuego que devastó desde el lunes por la tarde la catedral de Notre Dame de París se ha apagó en su totalidad, aunque pueden quedar focos residuales que hay que vigilar, explicó este martes el portavoz de los bomberos, Gabriel Plus.

"El fuego se ha extinguido en su totalidad", afirmó Plus en declaraciones a la prensa, antes de puntualizar que "pueden quedar focos residuales" y que un centenar de bomberos van a seguir trabajando todo el día.

Su misión será también extraer, con ayuda de expertos, algunas obras de arte que no pudieron sacarse, añadió. Los servicios de extinción de incendios calculan que el fuego se propagó por unos mil metros cuadrados de la cubierta, aunque el objetivo que se marcaron, que era preservar las torres Norte y Sur, se alcanzó.

Quemados dos tercios de techo

El ministro de Cultura, Franck Riester, constató que el fuego ha destruido dos tercios de la cubierta de la catedral, y en particular la aguja en cuya reconstrucción se estaba trabajando y que aparece como el lugar donde probablemente comenzó el incendio.

"Hacen falta todavía unas horas para conocer los daños en la estructura", señaló Riester en una entrevista a la emisora de radio "France Info".

El ministro contó que el incendio "a priori no es criminal, y parece que el fuego partió del lugar donde están los andamios" que se habían levantado para restaurar la flecha que, por su parte, se hundió el lunes por la tarde.

Riester hizo un recuento rápido de algunos de los principales elementos de la catedral y señaló que el crucero y el transepto norte se han hundido, pero también que "el tesoro de Notre Dame de París se ha salvado gracias al trabajo excepcional de los bomberos" y se encuentra a resguardo en el Ayuntamiento. Dentro de ese tesoro, la pieza más conocida es la túnica de lino del rey San Luis, del siglo XIII.

Las autoridades francesas priorizan la hipótesis de un origen accidental del incendio que devastó durante horas la catedral Notre Dame de París, y los investigadores han comenzado ya a interrogar a los testigos. | Fuente: EFE | Fotógrafo: BENOIT MOSER / BSPP / HANDOUT

Daños

El principal rosetón en la cara norte "se ha podido preservar", según el titular de Cultura, pero se mostró más cauto sobre los otros dos, en espera de que se pueda verificar su estado.

Reconoció que los vitrales han sufrido daños y no quiso adelantar su opinión sobre la situación de los grandes cuadros, que por su dimensión no pudieron ser evacuados.

Han quedado en pie las dos torres y la fachada íntegramente y, según los primeros elementos, el principal órgano -había tres- se ha salvado aunque habrá que restaurarlo.

El ministro puso el acento en que "hay una gran inquietud" por el impacto que haya podido causar, sobre todo en las vigas de madera, el agua utilizada para la extinción del fuego.

Riester insistió en que el Estado asumirá su responsabilidad en la reconstrucción que ya desde el lunes por la noche anunció el presidente francés, Emmanuel Macron, y en paralelo confirmó que se va a poner en marcha "una gran suscripción nacional" para que los particulares puedan aportar fondos. (Con información con EFE)

¿Qué opinas?