La joven madre es investigada por las autoridades de Israel. | Fuente: Facebook/Mirror

Kayla Lynton (23) es acusada de dejar que su bebé de seis meses, llamada Naomi, se ahogara en el baño mientras ella revisaba su Facebook. La investigación de la presunta muerte negligente de la bebé se realiza en Tel Aviv, en Israel.

El hecho ocurrió en junio del 2018. Kyla llamó a su esposo Ilan Lynton, un reclutador británico, para avisarle que Naomi estaba inconsciente tras haberse hundido en la bañera. La bebé fue llevada de emergencia al hospital de Ichilov, donde murió tras una semana en coma. La familia donó los riñones de Naomi a otra niña.

La madre fue interrogada por agentes de la policía de Dizengoff de Tel Aviv sobre las circunstancias del accidente de Naomi. Según informó Daily Mail, los investigadores buscan establecer lo ocurrido en los 10 minutos en el que Naomi se ahogó y si durante ese tiempo la madre estaba en Facebook o Instagram.

Ilan Lynton confirmó que la policía incautó el teléfono celular de su esposa como parte de la investigación. Kayla señala que dejó unos minutos a la bebé para ir al baño.

Según informó el diario Mirror, la mujer es investigada por varios cargos como causar lesiones graves a los indefensos; abandono de un menor o de una persona incapaz de satisfacer sus propias necesidades; lesiones por negligencia; y supervisión negligente de un niño.

La abogada de Lynton, Ofer Bartal, dijo por su parte: "Kayla no sabe qué hacer consigo misma. Después de ver que Naomi estaba inconsciente, trató de reanimarla y llamó a emergencias y a la policía".

La pareja vive en Tel Aviv hace más de tres años. Ambos tienen una hija de dos años llamada Elizabeth. Según el diario británico, Ilan y Kayla se han separado tras la muerte de Naomi.

Sepa más:
¿Qué opinas?