El hijo de Dawna le escribió a su madre una conmovedora carta de despedida. | Fuente: AFP

Tres mujeres y seis niños fueron asesinados a manos de los carteles de droga en México. La muerte de esta familia estadounidense, perteneciente a una comunidad religiosa mormona, generó diversas reacciones de indignación por nivel de criminalidad ligado al narcotráfico.

Dawna Ray Langford, de 43 años, fue una de las víctimas de la masacre cometida contra la familia LeBarón. La mujer viajaba con sus siete hijos por la carretera cuando fue atacada al descender de su camioneta. Trevor de 11 años y Rogan de dos murieron producto de las ráfagas.

“Descansa en paz, mi dulce dulce madre, que tu copa se desborde para siempre con bendiciones en nuestras conversaciones, somos privilegiados. Nunca me di cuenta de que poder darle un beso de buenas noches a tu madre es un privilegio, pero siempre he tenido el honor de ser tu chico”, fue el conmovedor mensaje que Joseph Cole Langford, el hijo mayor de Dawna, compartió en su cuenta de Instagram.

“Dios, déjame jugar con mis hermanos solo un momento más. Permíteme abrazarla tan fuerte que pueda sentirlo para la eternidad. Nunca volveré a hacer esas cosas otra vez. Fue, más allá de un privilegio, un honor ser tu hijo. Te amo para siempre mi dulce madre querida”, finalizó.

La familia LeBarón

La masacre que se registró en el estado mexicano de Sonora dejó tres mujeres y seis niños muertos. Dawna y las otras dos madres fueron asesinadas junto con cuatro niños pequeños y dos bebés. Los Lebarón son parte de una comunidad de mormones acogida por México a finales del siglo XIX tras ser perseguidos en Estados Unidos por sus tradiciones, en especial la poligamia.

Con el recrudecimiento de la violencia ligada al narcotráfico, estas comunidades se vieron afectadas y Benjamín Lebarón, hermano de Julián, se convirtió en un activista al formar la organización SOS Chihuahua que denunciaba grupos criminales.

Benjamín fue asesinado por un comando armado junto con su cuñado en julio de 2009 tras encabezar manifestaciones por el secuestro de su hermano de 16 años. Los mormones se negaron a pagar el rescate y el joven Lebarón fue finalmente liberado.

Sepa más:
¿Qué opinas?