México: Ocho asesinatos en pocas horas en Tamaulipas y Guerrero

El suceso más grave fue el que costó la vida en Acapulco a cuatro varones, encontrados en el poblado de la Poza, en el municipio de Diamante, alrededor de las 13.30 GMT.
Referencial

Siete personas, dos de ellas menores de edad, fueron asesinadas en las últimas horas en el sureño estado mexicano de Guerrero, a los que hay que sumar otra víctima, el gerente de una empresa estadounidense de Reynosa, en el estado de Tamaulipas, noreste del país, informaron hoy fuentes oficiales.

El suceso más grave fue el que costó la vida en Acapulco a cuatro varones, encontrados en el poblado de la Poza, en el municipio de Diamante, alrededor de las 7.30 de hoy (13.30 GMT), informó la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil.

A los cadáveres, hallados en un puente de la localidad, se les hallaron heridas de arma de fuego de ccalibres 9 y 40 milímetros.

En la zona fueron encontrados cuarenta casquillos percutidos y dos cartulinas con presuntos mensajes de una organización criminal.

Ninguno de ellos ha sido identificado pero se presume que las edades de las cuatro víctimas oscilaban entre los 22 y los 35 años.

También en Guerrero, dos jóvenes varones fueron encontrados anoche sin vida, acribillados, en la zona conocida como Cerro de la Campana, entre dos comunidades del municipio de Alcozauca, las de Tlahuapa y Vista Hermosa.

Los fallecidos fueron identificados como Eulalio y Juan Hernán González Campos, de 14 y 17 años respectivamente, y presentaban varias heridas letales de bala. La camioneta en que viajaban presentaba "aproximadamente 47 impactos de arma de fuego en su carrocería", según las autoridades estatales.

Además un hombre más apareció asesinado alrededor de la 01.30 hora local (7.30 GMT) en la comunidad de Aztatepec, municipio de Quechultenango.

La víctima fue identificada como Ángel Bruno Castro, de 29 años, quien al parecer habría sido abatido por un sujeto que se dio a la fuga, según las autoridades responsables de Seguridad Pública.

El sureño estado de Guerrero ha sido uno de los más violentos a comienzos de 2011, con un incidente destacado, el ocurrido entre la Nochevieja y el Año Nuevo, cuando siete personas fueron asesinadas en dos comunidades del municipio de Coyuca de Catalán.

Entre las víctimas está Jaime Almonte Borja, de 40 años, miembro del Servicio Exterior Mexicano (SEM) y empleado como primer secretario del Consulado General de México en Chicago, según la Cancillería.

Además de esas muertes un directivo de la multinacional Black & Decker en Reynosa, noreste de México, fue encontrado sin vida en un paraje solitario de la urbe fronteriza, informaron hoy fuentes oficiales.

El hombre fue identificado como Ricardo Ugarini García, de 35 años, gerente de una fábrica de la empresa en el parque Industrial ProLogis, explicó un portavoz de la Fiscalía local en la urbe.

El cadáver de Ugarini fue encontrado en el interior de una bolsa de plástico en las proximidades del barrio Francisco Villa, convirtiéndose en la primera víctima del 2011 en la ciudad.

Hasta ahora no hay indicios sobre los asesinos o el móvil del crimen.

Finalmente la Secretaría de Marina (Semar) informó hoy en otro comunicado del arresto de once presuntos delincuentes en los estados de Michoacán y Puerto Peñasco (Sonora) entre el 31 de diciembre y el 2 de enero pasados, a quienes se investigará por sus presuntos nexos con el crimen organizado.

La dependencia señaló que durante las capturas de los once sospechosos, tres delincuentes murieron cuando se enfrentaron a tiros con los marinos.

-EFE