Foto: EFE
La muerte por paro cardíaco de un hombre mientras se desplazaba a su local de votación y el enfrentamiento verbal que se produjo a las afueras del colegio donde votó el candidato derechista Sebastián Piñera marcan hasta el momento la jornada electoral en Chile.

El Gobierno de Chile destacó hoy la "completa normalidad" en el inicio de la segunda vuelta electoral para escoger al próximo presidente de la República entre Piñera y el oficialista Eduardo Frei, aunque diversos incidentes han teñido esta jornada.

El más destacado fue la muerte de un hombre de 60 años, que sufrió un paro cardíaco mientras viajaba a votar en Los Ángeles, a 500 kilómetros al sur de Santiago, indicaron varios medios locales.

Mientras en Santiago, un canal de televisión local que trasmite en directo las votaciones mostró como un hombre sufría un ataque de epilepsia a las puertas del céntrico Liceo Miguel de Cervantes minutos antes de que el opositor Sebastián Piñera, favorito en las encuestas, acudiera a votar a ese recinto.

De otra parte, la anécdota dentro del local de votación la protagonizó un joven vocal de mesa vestido con una camiseta roja con el rostro del Ché Guevara y una gorra verde con una estrella roja y una bandera cubana.

Una vez que el candidato a la Presidencia abandonó el lugar, simpatizantes de Piñera y de Frei apostados en la calle se enzarzaron en un enfrentamiento verbal que no llegó a mayores.

"Se siente, se siente, Piñera presidente", gritaban los adherentes al millonario inversor, mientras que en la vereda contraria, los votantes de Frei respondían "Piñera, entiende, Chile no se vende".

En tanto, una de las colaboradoras de Piñera, la joven diputada electa Marcela Sabat, hizo un peculiar pronóstico en Radio Cooperativa al predecir un 53% para Piñera y un 49% para Frei, cifras que suman 102.

"Creemos que la ventaja va a ser mayor de lo que todos esperan, más holgada (...) yo creo que por ahí por los 53 a 49 por ciento, una cosa así, tenemos hasta fe", precisó Sabat, una joven de 28 años que tras ser elegida diputada, el pasado 13 de diciembre, fue designada una de las portavoces del comando derechista.

En su primera entrevista, dijo que le dolía que a su candidato (Piñera) le dijeran "ladrón", tras lo cual no volvió a aparecer como portavoz.

En otro de los lugares emblemáticos de la capital, el Estadio Nacional, un hombre con evidentes signos de ebriedad profirió insultos a los vocales de mesa, a pesar de la ley seca que rige hoy en el país y que impide la venta de bebidas alcohólicas.

Allí, la secretaria de una mesa de votación se quedó dormida durante unos quince minutos, al parecer por una elevada ingesta de medicamentos, y fue autorizada para abandonar sus labores, detalló la edición digital de El Mercurio.

También a las puertas de ese recinto, desde un automóvil fueron lanzados a primera hora de la mañana diversos panfletos de apoyo a Piñera, que fueron inmediatamente retirados para cumplir con la ley que prohíbe la propaganda electoral en los centros de votación.

Además, según Carabineros, hasta ahora hay tres detenidos por negarse a ser vocales de mesa, mientras que en Rancagua, 90 kilómetros al sur de Santiago, unos sujetos fueron sorprendidos robando computadores desde un centro de votación, informó Radio Cooperativa.

-EFE