La pareja confesó haber cometido el asesinato.
La pareja confesó haber cometido el asesinato. | Fuente: Nota Roja - Facebook

Adrián José Guerrero Echeverri, un hombre de 38 años natal de Nicaragua, que padece de un trastorno óseo conocido como enanismo, se declaró culpable de haber asesinado a sus padres, el pasado 17 de noviembre, con la ayuda de su pareja, Nidia Patricia Quintana.

La pareja admitió haber acuchillado y estrangulado a Guillermo Adrián Guerrero Espinoza (73) y a la madre, Sonia Marlen Echeverry Mendieta (72) ante una jueza en Managua. En contra de la pareja pesan los delitos de parricidio, asesinato agravado y romo con intimidación.

De acuerdo con el Ministerio Público y la Policía Nacional de Nicaragua, el asesino, que se moviliza en silla de ruedas, cometió el crimen con ayuda de su pareja, de 26 años de edad. Ambos desconectaron las cámaras de seguridad antes de asesinar a los adultos mayores, quienes fueron acuchillados cerca de la medianoche en su vivienda, ubicada en el centro de la ciudad. 

El padre del joven con enanismo habría sido golpeado con un tubo metálico en la cabeza, apuñalado con navajas y asfixiado junto a su esposa con una almohada. Tras cometer el crimen, la pareja introdujo los cuerpos en bolsas de plástico negras.

La Fiscalía presentó también las compras realizada por la pareja con las tarjetas de crédito y débito de los asesinados. Fueron las transacciones las que llevaron a la Policía a encontrarlos cuando se hospedaban en un hotel en Managua, con joyas, dinero en efectivo y un vehículo en su poder.

El Ministerio Público solicitó para el hombre una pena de 25 años por cada uno de los asesinatos, más siete por el delito de robo. Para su pareja se solicitó 30 años por cada asesinato. La sentencia será notificada el 21 de febrero, según la jueza Adela Cardoza del Juzgado Segundo Distrito Penal de Juicio de Managua.