ONU: bombardeos en Irak suponen un desprecio por la vida de los civiles
El primer ministro de Irak, Mostafá al Kazemi, acusó a Turquía de los ataques de su país | Fuente: AFP

La enviada especial de la ONU, Jeanine Hennis Plasschaert, ha afirmado este martes en una sesión del Consejo de Seguridad que el bombardeo en el norte de Irak la semana pasada representó "un escandaloso desprecio por la vida de los civiles y por las obligaciones internacionales en materia de protección de la población civil".

Al menos nueve personas han muerto y 23 resultaron heridas tras el bombardeo ejecutado por supuestos aviones turcos en los alrededores de la localidad de Zajo, en la región semiautónoma iraquí del Kurdistán.

"Este horrible ataque en un lugar turístico bien conocido y claramente identificable en Irak demuestra un escandaloso desprecio por la vida de los civiles y por las normas universalmente aceptadas del Derecho Internacional y de los Derechos Humanos que tratan de proteger a los civiles", ha denunciado la representante de la ONU.

Así, ha explicado que "aunque todas las partes de cualquier conflicto deben tomar todas las precauciones posibles para evitar daños a los civiles en todo momento, es evidente que esto no se cumplió".

La enviada de la ONU ha dicho que el lunes habló con el primer ministro de Irak, Mostafá al Kazemi, quien volvió a insistir en la importancia de llevar a cabo una investigación transparente y exhaustiva del incidente.

"Es vital, dijo, poner fin a las especulaciones, los desmentidos, los malentendidos y el aumento de las tensiones", ha subrayado Hennis-Plasschaert, agregando: "mientras tanto, tengo entendido que Turquía también está dispuesta a abordar la cuestión de forma conjunta, con Irak, para determinar exactamente lo ocurrido".

En este sentido, Hennis-Plasschaert ha recalcado que es de suma importancia que cesen todos los ataques contra el territorio iraquí.

"Este tipo de agresiones no sólo agudizan imprudentemente las tensiones nacionales y regionales, sino que también provocan, como hemos visto, graves tragedias humanas", ha dicho.

Ataque sería por parte de artillería turca

Nueve personas fallecieron y 23 han resultado heridas tras el bombardeo ejecutado la semana pasada por supuestos aviones turcos en los alrededores de la localidad de Zajo, en la región semiautónoma del Kurdistán, en Irak.

El presunto bombardeo turco, que tenía como objetivo varios lugares turísticos de la ciudad de Zajo, habría alcanzado a un grupo de unos 200 turistas llegados desde la capital, Bagdad, entre los que también se encontrarían niños, tal y como ha recogido la cadena de televisión kurda Rudaw.

El primer ministro de Irak, Mostafá al Kazemi, ha denunciado que el "brutal ataque" de Turquía supone "una violación explícita y flagrante de la soberanía de Irak", antes de incidir en que Bagdad "se reserva el derecho a responder", según ha detallado en su cuenta de Twitter.

(Con información de Europa Press)

Sepa más: