Foto: EFE

El primer ministro japonés, Yukio Hatoyama, dijo que espera que Toyota refuerce la seguridad de sus autonóviles, horas después de la comparecencia de Akio Toyoda, presidente del líder mundial del motor, ante el Congreso de EEUU.

Hatoyama valoró positivamente la aparición del presidente de Toyota Motor, Akio Toyoda, ante el Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, informó la agencia local Kyodo.

En declaraciones a la prensa, Hatoyama dijo que el primer fabricante mundial de automóviles debe ahora "prestar toda su atención a la seguridad, pues preocupa a la gente", y pidió "que mantenga la postura de mejorar lo que debe mejorarse".

"Fue positivo que el presidente de Toyota apareciese en persona en la audiencia y testificase", indicó Hatoyama, pero ello "no ha puesto el punto final".

Toyoda se enfrentó esta madrugada (hora local nipona) a las preguntas de miembros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, ante los que lamentó "profundamente" los accidentes causados por los problemas de aceleración repentina en algunos de sus vehículos.

Hatoyama, al igual que hicieron anteriormente otros miembros del Gobierno japonés, pidió a Toyota, primera compañía manufacturera de Japón, que continúe esforzándose para garantizar sus operaciones y proveer explicaciones a los consumidores.

En la comparecencia en Washington, Toyoda sugirió que el febril ritmo de crecimiento de Toyota afectó a las normas de seguridad y delineó las medidas para corregir los problemas actuales y prevenir más tragedias.

Desde finales de noviembre Toyota ha llamado a inspección más de ocho millones de coches, especialmente en EEUU y Europa, por posibles fallos del acelerador, mientras que en Japón los problemas se ciñen al software del sistema de frenado de los híbridos, de los que se revisarán 437.000 unidades en todo el mundo.

EFE