Asesinato
La ciudadana venezolana, Stela Domador-Kuzma fue asesinado y violada por un joven de 20 años en Reino Unido. | Fuente: Policía Dorset

Una ciudadana venezolana que se refugió en Reino Unido en busca de un mejor futuro tras huir de la inseguridad de su país, fue asesinada y violada por un joven de 20 años en la ciudad británica de Bournemouth.

Stela Domador-Kuzma, de 34 años, quien trabajaba como banquera fue apuñalada 17 veces por su asesino, Ryan Thornton, un joven chef que admitió el crimen luego de ser detenido y llevado a la Corte, donde le dictaron cadena perpetua por los actos cometidos el pasado 8 de julio.

Según la información recogida por la BBC, el asesino confesó durante la audiencia de este sábado que previo al ataque vio una película pornográfica violenta en su computadora. Hecho que pudo ser comprobado por la Policía, quienes el día del ataque encontraron varios videos pornográficos que mostraban escenas de sexo forzado, donde amordazaban a las mujeres.

Su obsesión por este tipo de películas lo llevó a cumplir su enferma fantasía con la ciudadana venezolana, que acababa de mudarse al mismo departamento de cuatro habitaciones que compartía con Thornton.

El asesino identificado como Ryan Thornton fue condenado a cadena perpetua.
El asesino identificado como Ryan Thornton fue condenado a cadena perpetua. | Fuente: Policía Dorset

Asesinato y violación

En la audiencia, el fiscal Matthew Jewell QC narró los hechos que se registraron el pasado 8 de julio. Previo al crimen, el acusado había estado en un bar viendo el partido entre Inglaterra y Suecia por la Copa Mundial, en ese lugar bebió cerveza y ginebra antes de regresar a su departamento donde también fumaba cannabis.

Esa noche, al llegar a su habitación, el asesino vio un video de una mujer atada y obligada a tener relaciones sexuales. Al ver la llave del cuarto de Stela Domador-Kuzma en la cerradura de la puerta entró y la atacó.

La mujer intentó defenderse pero fue apuñalada 17 veces por Thornton, quien había llevado un cuchillo y una cinta adhesiva a la habitación. El fiscal señaló que el sujeto no solo asesinó a la mujer sino que luego la violó. Tras cometer el crimen cerró la puerta con llave y huyó del edificio. El asesino fue encontrado la madrugada del 8 de julio en una calle cercana con cortes en la rodilla y en las manos, que un primer momento argumentó era por un ataque que sufrió en un callejón.

La Policía pudo comprobar la violencia con la que actuó el asesino al ingresar a la habitación donde se registró el crimen. El cuerpo de Stela Domador-Kuzma fue hallado con graves heridas en el cuello, pecho, brazos y piernas, muestra de que hubo un forcejeo para evitar que su agresor la violara. Los peritos precisaron también que Stela no murió de manera instantánea, sino que se había enfrentado a su agresor.