Ucrania: UE desembolsa 600 millones en préstamos como parte de ayuda macrofinanciera
El monto ha sido desembolsado en dos partes el pasado marzo. | Fuente: AFP

La Unión Europea ha desembolsado este viernes 600 millones de euros en préstamos a Ucrania como parte de la asistencia macrofinanciera acordada con este país a cambio de reformas para ayudar a su crecimiento, pero que tras la invasión rusa se ha acelerado con el objetivo de darle cobertura ante el grave déficit financiero por sus "necesidades humanitarias y de defensa".

El primer tramo de este apoyo fue desembolsado en dos partes el pasado marzo. Se trata de préstamos a largo plazo concedidos en condiciones muy favorables con el objetivo de ayudar a Ucrania a cubrir parte de las necesidades de financiación, estimadas en 15.000 millones de dólares para el segundo trimestre de 2022.

Bruselas defiende que estos fondos ayudarán a la estabilidad macroeconómica de Ucrania y al funcionamiento del Estado en este momento "crítico" y que suponen una muestra clara del apoyo "inquebrantable" de la Unión Europea a los ucranianos.

"Europa no ha dudado en apoyar a Ucrania frente a la implacable agresión militar de Rusia. Desde que comenzó esta invasión, la UE ha proporcionado 4.100 millones de euros para ayudar a Ucrania y su gente", ha explicado en un comunicado el vicepresidente económico del Ejecutivo comunitario, Valdis Dombrovskis.

 

La UE desembolsa 600 millones en préstamos a Ucrania como parte de ayuda macrofinanciera
Bruselas defiende que estos fondos ayudarán a la estabilidad macroeconómica de Ucrania | Fuente: AFP

Esta misma semana, ha recordado Dombovskis, la Comisión ha propuesto una nueva ayuda macrofinanciera excepcional de 9.000 millones de euros en préstamos.

Italia presenta ante la ONU plan de paz

El Gobierno de Italia ha presentado ante el secretario general de la ONU, António Guterres, un plan de paz en varios pasos con el que quiere contribuir a poner fin al conflicto en Ucrania, para lo cual el ministro de Exteriores italiano, Luigi Di Maio, ha apelado a la "credibilidad" de su país sobre este tema.

"No hay una paz impuesta", ha dicho Di Maio, un día después de entregar personalmente la propuesta a Guterres, según informó la agencia AdnKronos. El jefe de la diplomacia italiana, defendió ante los medios de comunicación que debe partirse de la premisa de que es Ucrania el país que "ha sido invadido", que "su gente ha muerto por las bombas rusas".

El objetivo de Roma es "facilitar el diálogo" y llegar "lo antes posible" a un acuerdo de alto el fuego. De hecho, el alto el fuego figura y la desmilitarización del frente de combate figuran como primer punto en una agenda de cuatro pasos que estaría supervisada por un grupo internacional creado 'ad hoc', según el diario 'La Repubblica'.

(Con información de Europa Press y EFE)