Al menos once personas murieron por disparos de los seguidores del régimen de Bachar al Asad en varios pueblos de la provincia de Idleb, en el norte de Siria y fronteriza con Turquía, indicó el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El grupo precisó que las víctimas fallecieron en las localidades de Marrat al Masrin y Kafr Yahmul, donde también hubo 26 heridos.

Por su parte, los Comités de Coordinación Local informaron de la muerte la pasada madrugada de un hombre y una mujer en Taibe al Turki, en la provincia central de Hama, por disparos de las fuerzas de seguridad.

El Observatorio agregó que desde ayer los "shabiha" o matones del régimen mantienen "secuestrados" a diecisiete obreros que capturaron en un autobús en Dawar Tadmur en la provincia Homs, en el centro del país.

Esa misma organización elevó a diecinueve el número de fallecidos durante la jornada de ayer en Siria, donde se celebraron en todas las provincias elecciones municipales, de las que todavía no se han ofrecido datos de participación ni resultados preliminares.

Idleb, Hama y Homs son los principales bastiones de la oposición al régimen de Al Asad.

Estas informaciones no han podido ser verificadas de forma independiente por las restricciones que las autoridades han impuesto a los periodistas para trabajar dentro de Siria.

EFE