Foto: EFE (referencial)

 

Al menos diez personas murieron hoy en varias ciudades de Siria durante las manifestaciones políticas contra el régimen de Bachar al Asad, según cadenas árabes de televisión y fuentes de la oposición.

El mayor número de víctimas se ha producido en la localidad sureña de Izraa, donde siete personas han muerto por la actuación policial durante una protesta pública en esa población, próxima a la ciudad de Deraa, según la cadena catarí Al Yazira.

Otros datos de la cadena e información suministrada por la red de noticias de la oposición Shaam en su página de Facebook indicaron que además hubo dos fallecidos en Douma, en la periferia de Damasco, y otro más en la ciudad central de Homs.

Las víctimas se produjeron durante las manifestaciones que comenzaron al terminar las oraciones del mediodía del viernes, la celebración religiosa más importante para los musulmanes, en una jornada llamada Gran Viernes por activistas de la oposición.

En varias de esas manifestaciones la Policía usó armas de fuego para reprimir las protestas públicas, que se desarrollaron un día después de que el presidente Bachar al Asad firmara un decreto para poner fin al estado de emergencia, vigente desde 1963.

La derogación de la Ley de Emergencia era una de las principales exigencias de los grupos de oposición, que también reclaman reformas políticas en el régimen y la liberación de los detenidos

La capital siria y otras ciudades del país amanecieron hoy con un fuerte dispositivo del Ejército y de la Policía que no se había visto en mucho tiempo en Siria. EFE