Leones golpeados y monos que comen sus propios excrementos: la cruel realidad del zoo de Gaza

Conocido por sus pequeñas y sucias jaulas y sus animales en malas condiciones, el controversial zoológico de Rafah abre sus puertas una vez más.

El polémico zoo de la Franja de Gaza, conocido por las espantosas condiciones en las que viven sus animales, maltratados a golpes por los cuidadores, volvió a abrir pocos meses después de que una campaña internacional lograra cerrarlo.

| Fuente: AFP | Fotógrafo: SAID KHATIB

La organización animalista Four Paws donó 55.000 dólares a los propietarios del zoológico de Rafah el año pasado para financiar la comida y tratamientos veterinarios. Esta ONG también había transportado a aproximadamente 50 animales, entre los que había leones, monos y pavos reales, a una reserva en Jordania, a cambio de que los responsables del zoo respetaran su promesa de cerrarlo.

| Fuente: AFP | Fotógrafo: SAID KHATIB

Sin embargo, el zoológico gazatí volvió a abrir el mes pasado, con dos leones y tres cachorros de león. Su propietario aseguró que su reapertura tenía como único objetivo amenizar la vida de los habitantes de Gaza, donde el nivel de desempleo se sitúa en 47%, según los últimos datos oficiales.

| Fuente: AFP | Fotógrafo: SAID KHATIB

No obstante, se teme que esta decisión se deba en realidad a la voluntad de su propietario de querer cobrar alguna ayuda de organizaciones animalistas.

| Fuente: AFP | Fotógrafo: SAID KHATIB

Durante una visita reciente de la AFP a las instalaciones, un león mal alimentado se encontraba cerca de la entrada, un avestruz estaba encerrado en una jaula de tres metros cuadrados y dos monos masticaban sus excrementos.

| Fuente: AFP | Fotógrafo: SAID KHATIB

Un león y una leona estaban encerrados en dos jaulas distintas, ambas de escasas dimensiones. Los responsables del zoo intentaron separar a los tres cachorros de león de su madre para que unos niños que visitaban la instalación pudieran hacerles unas fotografías.

| Fuente: AFP | Fotógrafo: SAID KHATIB

Para separar a la madre de sus cachorros, la golpearon con un palo y dieron varios golpes a su jaula para atemorizarla. Incluso un empleado llegó a burlarse de ella cuando la separaron de sus crías.

| Fuente: AFP | Fotógrafo: SAID KHATIB

"Un león necesita 1000 metros cuadrados para jugar. Aquí sólo disponen de 7", lamenta Mohamed Aqeda, militante defensor de los derechos de los animales en Gaza. "El zoo no podrá sobrevivir a la llegada del invierno porque les falta todo tipo de recursos, la comida es cara y la situación económica muy precaria", añadió.

(Con información de AFP)

| Fuente: AFP | Fotógrafo: SAID KHATIB
¿Qué opinas?