EgyptAir: satélite detectó mancha de carburante donde desapareció avión

El radar del satélite Sentinel-1A captó en una imagen la mancha de unos dos kilómetros de largo.
Las imágenes por satélite permitieron identificas esta mancha de carburante. | Fuente: ESA

Una mancha de carburante ha sido detectada por satélite en la superficie del mar en la zona del Mediterráneo en la que desapareció el avión de Egyptair cuando volaba de París a El Cairo, anunció hoy la Agencia Espacial Europea (ESA).

Mancha de carburante. El radar del satélite Sentinel-1A captó en una imagen de ayer a las 16.00 GMT la mancha de unos dos kilómetros de largo en un punto a 33 grados y 32 minutos de latitud norte y 29 grados y 13 minutos de longitud oeste, explicó la ESA en un comunicado.

Mancha se desplazó. Eso significa que se encontraba a una cuarentena de kilómetros al sureste del lugar en el que se perdió la pista al Airbus A320 de la compañía egipcia en la madrugada del viernes. En una segunda imagen tomada esta madrugada a las 4.00 GMT, la traza se había desplazado unos 5 kilómetros.

Apoyo de la agencia. La ESA, cuyos expertos han estado escrutando en sus satélites cualquier información que pudiera ayudar a esclarecer lo que ocurrió con el avión, ha transmitido esas informaciones a las autoridades para ayudarles en las labores de búsqueda.

Este es el satélite Sentinel-1A, que captó la mancha de carburante en el mar. | Fuente: ESA

La búsqueda. También puntualizó que los elementos disponibles no son una garantía de que la mancha proceda del A320 de Egyptair, en el que viajaban 66 personas. Desde esta mañana, las Fuerzas Armadas de Egipto han señalado haber encontrado componentes del avión en el Mediterráneo, a unos 290 kilómetros al norte de Alejandría, e incluso restos humanos.

Sobre el satélite. El satélite Sentinel-2A (que forma parte del mismo programa europeo de observación medioambiental) debe pasar en su órbita por encima de esa área el próximo domingo, lo que se aprovechará para tratar de obtener informaciones útiles para la investigación.

EFE

Sepa más: