Los dos holandeses pertenecían a un grupo mafioso, según acusación. | Fuente: EFE

Dos ciudadanos holandeses han sido hoy condenados a muerte por el Tribunal Penal de Marrakech por el asesinato de un joven en un café de la ciudad, aparentemente por error, según informan varios medios marroquíes.

Los condenados a la pena capital son Edwin Gabriel Robles Martínez, de origen dominicano, y Shardyone Girigorio Semerel, de origen surinamés, encontrados culpables de disparar y matar desde una moto a sangre fría a un joven que se encontraba en el café "La crème" de la ciudad el 2 de noviembre de 2017 y dejar además heridas a varias personas.

Según ha informado la prensa marroquí, los dos holandeses pertenecían a un grupo mafioso relacionado con el narcotráfico y pretendían en realidad matar al propietario del café (perteneciente a un clan rival), pero se confundieron de víctima.

El suceso causó una gran conmoción en una ciudad que vive del turismo y donde la violencia con armas de fuego es muy excepcional.

Con los veredictos de hoy, son cinco las personas condenadas a muerte en un plazo de menos de diez días, pues se suman a los tres yihadistas autores del asesinato de dos turistas en una montaña del Atlas el pasado diciembre y condenados también a la pena capital.

Todas estas condenas se producen cuando en el país hay abierto un debate sobre la abolición de la pena de muerte: aunque no se ejecuta a ningún condenado desde 1993 y existe una moratoria de facto, los parlamentarios no se ponen todavía de acuerdo para decretar la abolición. (EFE)

Edwin Gabriel Robles Martinez y Shardyone Girigorio Semerel.


¿Qué opinas?