Alrededor de 20 carros quedaron sepultados tras el derrumbe de la concesionaria de autos Collins en Buenos Aires (Argentina). El incidente fue registrado por una cámara de seguridad. En el video, se aprecia cómo es que dos personas se salvaron de morir tras la caída de toneladas de concreto por tan solo unos metros.

Según se pudo conocer, el propio peso de los vehículos depositados en el segundo piso del edificio fue el que hizo que todo se desplomara. Julio Lachavane, director de la Guardia de Auxilio de la Ciudad, dijo que "las vigas del segundo piso no pudieron sostener el peso de los siete automóviles que había en ese lugar".

Vecinos afectados. Personas que viven cercanas a la concesionaria no pueden regresar a sus casas. La Policía confirmó que se vio afectado un edificio de viviendas pegado al edificio desplomado, por lo que hubo que evacuar a algunos vecinos.

En el local de la concesionaria, los autos 0 km afectados seguían apilados miemtras seguían los trabajos de excavación y remoción de escombros. Aún se registra peligro de derrumbe, dado que la superficia afectada es muy amplia y llevará varios días controlar la situación.


Se derrumbó debido a trabajos de apuntalamiento en el edificio.
Sepa más: