La mujer es llamada ‘viuda negra’ por la prensa argentina. | Fuente: Facebook / Leonor Báez

Una mujer argentina fue detenida junto a una expareja acusada de intentar asesinar a su actual esposo, con el que se había casado hacía 20 días, en el partido de Quilmes, en el área metropolitana de Buenos Aires.

El pasado 6 de marzo, Leonor Báez, de 50 años, llamó a la Policía para avisar de que su esposo, Héctor Eduardo Ramírez, se ahorcó. Cuando los agentes llegaron a la casa, el hombre todavía tenía signos vitales, por lo que lo llevaron a un hospital.

En el centro médico, Ramírez quedó en coma inducido hasta que despertó varios días después y contó que no se había intentado suicidar, sino que había sido su mujer la que quiso asesinarlo.

La víctima indicó, asimismo, que su mujer actuó junto a quien era su expareja antes de casarse con él y que ambos lo lesionaron. Después, según la investigación, manipularon la escena para hacer ver que había sido un suicidio después de una discusión.

Según los medios locales, la mujer -a quien tildan de ‘viuda negra’- quería quedarse con los bienes de la víctima.

Tanto la mujer como su expareja, un paraguayo de 49 años, quedaron detenidos acusados de tentativa de homicidio (en el caso de ella agravada por el vínculo) después de que el hombre despertara del coma y diera su versión, y los dos están a disposición judicial. Por su parte, la víctima ya fue dada de alta.

La agencia estatal de noticias Télam ahondó en el suceso y señaló que una de las cosas que llamó la atención de los investigadores fue que la mujer dejó de visitar a su marido cuando estaba internado y al comunicarse con una de las hijas de éste, le aclaró que ella nada había tenido que ver con lo sucedido.

Esto sonó extraño a la joven y se acrecentaron las dudas sobre el presunto suicidio.

La pareja se había casado tras un breve romance de un mes.

La versión del esposo

Del relato de Héctor Eduardo Ramírez trascendió que el 6 de marzo por la noche, cuando cerraba su gomería (comercio de venta y arreglo de neumáticos), su mujer y el hombre lo golpearon en la cabeza, le arrastraron hasta el fondo del local, le colocaron un cable alrededor del cuello y le colgaron de una viga para simular el suicidio.

Una hermana del herido contó a Télam que "su hermano vivió un calvario porque la mujer que lo enamoró en poco tiempo y se casó con él para asesinarlo y quedarse con sus bienes".

"Mi hermano estuvo cinco días casi muerto pero una tarde abrió los ojos y contó que su mujer lo quiso matar. Ella nunca se imaginó que iba a ir presa por asesina", agregó. (Con información de EFE)


¿Qué opinas?