Captura del video difundido por la televisión norcoreana | Fuente: EFE

El régimen de Pyongyang agitó este sábado nuevamente los ánimos en la península coreana después de su reciente prueba atómica con la emisión de unas imágenes que muestran un nuevo ensayo con misiles balísticos lanzados aparentemente desde un submarino.

La estatal Televisión Central de Corea (KCTV) emitió en la víspera un programa, recogido y analizado este sábado exhaustivamente por medios surcoreanos, que muestra un lanzamiento con este tipo de proyectil (denominado SLBM por sus siglas en inglés), realizado según la cadena el pasado 21 de diciembre.

La web estadounidense conservadora Washington Free Beacon ya adelantó esta semana, citando fuentes anónimas del Pentágono, que Corea del Norte había ejecutado en dicha fecha una nueva prueba con SLBM en el Mar del Este (Mar de Japón).

KCTV muestra al líder norcoreano, Kim Jong-un, presenciando supuestamente las maniobras desde un navío, aunque resulta difícil determinar el grado de veracidad del vídeo debido a que las imágenes están solapadas mediante edición.

El Ejército surcoreano no entró a valorar si Kim presenció realmente la prueba, pero consideró que los últimos planos del montaje, en los que se aprecia un misil sobrevolando las nubes, son en realidad imágenes que la KCTV ya emitió en el verano de 2014 del lanzamiento de un misil Rodong realizado desde tierra firme.

Sin embargo, Seúl sí dio credibilidad a las imágenes que muestran tres proyectiles lanzados desde el agua y consideró que Pyongyang podría estar cosechando avances en este terreno si éstas se comparan con el vídeo del primer SLBM que Corea del Norte aseguró haber lanzado en mayo de 2015.

Se desconoce también si Pyongyang ha lanzado esos misiles balísticos desde un submarino -se cree que puede estar modificando sumergibles soviéticos de la clase Golf para ello- o desde una plataforma de lanzamiento sumergida.

En cualquiera de los casos, el portavoz militar surcoreano estimó que Corea del Norte podría tener operativo su sistema de SLBM en un periodo de entre tres y cuatro años.

Los expertos alertan de que el régimen de Pyongyang daría un enorme salto armamentístico si logra desarrollar plenamente esta tecnología dado que su naturaleza móvil ampliaría enormemente el alcance de su arsenal balístico y haría mucho más difícil detectar sus lanzamientos. EFE