El cadáver del niño fue recuperado luego de más de 100 horas | Fuente: desiblitz.com

Un niño de dos años caído en un pozo en la India de 33 metros de profundidad fue hallado sin vida luego cinco días de haber sufrido el accidente, anunció un representante del parlamento regional del estado de Punyab. "El niño falleció. Fue extraído a la cinco de la mañana" por los socorristas, dijo a la agencia AFP Vijay Inder Singla, un miembro de la asamblea legislativa local.

La muerte del menor fue confirmada el martes. Durante los cinco días en los que estuvo atrapado en el pozo antes de su muerte, el niño tuvo acceso a un tubo de oxígeno, pero no pudo ingerir alimentos ni beber agua. Además, se introdujo una cámara al pozo. Un helicóptero médico transportó al niño al hospital, donde se constató su fallecimiento.

Fatehvir Singh cayó el pasado jueves en un pozo de 33 metros de profundidad y 23 centímetros de diámetro cuando estaba jugando en un campo cercano a su casa, en el distrito de Sangrur, explicó Vijay Inder Singla. El pozo había sido excavado por su familia para irrigar su parcelas de tierra, pero estaba cerrado desde 1991.

"El pozo estaba cubierto por un saco de arena pero parece que el niño anduvo por encima, resbaló y se cayó dentro", indicó. Los habitantes del lugar manifestaron su ira y gritaron consignas contra el gobierno local por la demora en socorrer al niño. El gobernador de Punyab ordenó que se tomen medidas de seguridad en los miles de pozos de agua de la región para evitar este tipo de accidentes. AFP

Sepa más:
¿Qué opinas?