El presunto asesino serial siendo trasladado por la Policía | Fuente: Captura

La policía de Pakistán arrestó al presunto violador y asesino de cuatro niños en el este del país, unos crímenes que provocaron protestas ciudadanas en una localidad golpeada en los últimos años por sucesos similares que ya desataron en otras ocasiones la ira popular. "El acusado Sohail Shahzad, de 27 años, ha sido arrestado en la misma área a la que pertenecían los niños. La detención se ha efectuado por el (estudio del) ADN", dijo a la agencia Efe Shams ul Haq, portavoz policial de la zona de Chunyan, en Kasur.

La fuente indicó que el ADN del detenido se corresponde con el recogido en los cadáveres de los niños de entre 8 y 9 años que desaparecieron en los últimos meses y aparecieron más tarde violados y muertos. Además, sus zapatos coinciden con huellas halladas en el descampado industrial donde aparecieron las víctimas.

La aparición de los cadáveres provocó protestas a mediados de septiembre en la zona ante la aparente pasividad policial. Tras esta manifestaciones, la Policía arrestó e interrogó a 1.650 personas y realizó pruebas de ADN a 1.500. El primer ministro de Pakistán, Imran Khan, anunció luego la destitución de los jefes policiales de Kasur, una vez que la gente salió a la calle para mostrar su ira, y aseguró que el asesino sería llevado ante la Justicia.

Kasur es una región con fronteriza con la India

Kasur ya vivió protestas violentas que causaron dos muertos en enero de 2018 por la violación y asesinato de una niña de 7 años, que llevó al Gobierno a admitir la existencia de 11 casos similares en esa ciudad en un año. El asesino de la niña, un joven de 23 años, fue condenado a muerte en febrero de 2018 y meses más tarde sentenciado de nuevo por el asesinato y violación de otros tres menores.

De hecho, la ciudad ya había sido centro de un escándalo de abusos contra menores en 2015, cuando se descubrió que al menos 19 niños fueron grabados en vídeo y fotografiados por una red formada por 17 personas. Según un informe de la ONG Sahil, se denunciaron 3.832 casos de abusos sexuales a menores en Pakistán en 2018, un 11 % más que el año anterior, aunque los activistas creen que los datos reales son muy superiores. EFE

¿Qué opinas?