Gurmeet Ram Rahim Singh en una conferencia previa al estreno de su película 'MSG Messenger of God' II en septiembre del 2015, en Nueva Deli, India.
Gurmeet Ram Rahim Singh en una conferencia previa al estreno de su película 'MSG Messenger of God' II en septiembre del 2015, en Nueva Deli, India. | Fuente: EFE

El popular gurú indio Gurmeet Ram Rahim Singh, que afirma contar con millones de seguidores en el país y está encarcelado por la violación de dos adeptas, fue condenado hoy a cadena perpetua junto con otras tres personas por el asesinato de un periodista en 2002.

"Gurmeet Ram Rahim Singh y otros tres han sido condenados a cadena perpetua y a pagar una multa de 50.000 rupias cada uno (unos 600 euros)", dijo a la agencia Efe el abogado H.P.S. Verma, consejero del tribunal especial de Panchkula, una ciudad en el estado norteño de Haryana, que reveló este jueves la sentencia contra los acusados tras haberlos declarado culpables el pasado viernes. Según la fuente, la defensa de Singh anunció que recurrirá la sentencia a una instancia superior.

El gurú ya había sido condenado en 2017 a 20 años de cárcel por la violación de dos de sus discípulas. Ahora deberá ahora cumplir sentencia por el asesinato de Ram Chander Chhatrapati en 2002. El periodista fue abatido en octubre de 2002 tras haber publicado en el diario Poora Sacha (Toda la verdad, en hindi) casos de abusos sexuales del gurú, líder de la organización religiosa Dera Sacha Sauda (DSS, Lugar de la Verdad Real).

Un seguidora de Gurmeet Ram Rahim Singh reclama por su seguridad en un choque entre los seguidores del guruó y la Policía.
Un seguidora de Gurmeet Ram Rahim Singh reclama por su seguridad en un choque entre los seguidores del guruó y la Policía. | Fuente: AFP

“Victoria de la verdad”

El hijo del periodista asesinado, Anshul Chhatrapati, afirmó este jueves a la salida del juzgado sentirse "aliviado" por la sentencia, a la que calificó de "victoria de la verdad". "La fiscalía había pedido la pena de muerte, pero estamos satisfechos con el castigo", dijo ante los medios de comunicación.

Tanto la ciudad de Panchkula como partes de los estados de Haryana y Punjab amanecieron hoy con un fuerte dispositivo policial, similar al del pasado viernes cuando el tribunal declaró culpable al gurú, para evitar la repetición de los graves disturbios que siguieron a la condena de 2017.

Ese año, sus seguidores protagonizaron enfrentamientos con las fuerzas de seguridad que dejaron 38 muertos en el norte del país, 250 heridos y casi un millar de detenidos. A las condenas por violación y asesinato, el controvertido gurú suma la acusación de haber castrado a 400 de sus seguidores, un caso que sigue pendiente en la justicia.

EFE