Chile a un paso de despenalizar el aborto por tres causales

El hashtag #apoyo3causales se transformó en tendencia en Chile en apoyo al proyecto de Bachelet. Según sondeos, el 70% de chilenos está de acuerdo con el proyecto de ley.
La causal de violación fue la más difícil de aprobar. | Fuente: CNN Chile

El senado de Chile aprobó en la madrugada del miércoles el proyecto de ley que despenaliza el aborto en caso de riesgo de vida de la madre, inviabilidad fetal y violación. La iniciativa legislativa impulsada por la presidenta Michelle Bachelet está a un paso de convertirse en ley.

Tras horas de tenso debate y más de dos años de tramitación, ahora solo queda la votación en la Cámara de Diputados. A cuatro meses de las elecciones que elegirán a su sucesor, Bachelet resolvió ponerle "suma urgencia" al documento, para asegurar su tramitación antes de que culmine su mandato en marzo de 2018.

Discusión al límite. El debate mantuvo el tono polémico y polarizado que tuvo desde su llegada al Congreso. "Es un acto de crueldad no permitir que las mujeres decidan. Soy partidario que siempre una mujer pueda decidir sobre su vida", dijo el senador oficialista Guido Girardi.

La senadora derechista Ena Von Baer dijo que "el niño que está por nacer no es una cosa, es un ser humano y tiene los mismos derechos y dignidad de la madre". La derecha opositora anunció que enviará el proyecto a revisión del Tribunal Constitucional, al considerar que vulnera la protección del niño que está por nacer.

Antecedente. En Chile oficialmente se registran unos 30.000 abortos provocados o espontáneos, pero se baraja que las interrupciones clandestinas podrían estar cerca de las 160.000. Hasta 1989 y por más de 50 años, el aborto estuvo permitido en Chile en casos de peligro para la madre o inviabilidad del feto. Pero antes de dejar el poder, el exdictador Augusto Pinochet (1973-1990) lo prohibió.

En Twitter, el hashtag #apoyo3causales se transformó en tendencia en Chile en apoyo al proyecto de Bachelet. La presidente, pediatra de profesión, impulsó en su anterior mandato (2006-2010) la entrega de la "píldora del día después". Ahora vuelve a desafiar con esta medida a los grupos conservadores, en sintonía con el 70%, según sondeos, de la población chilena que aprueba la iniciativa en las tres causales mencionadas.

Sepa más:
¿Qué opinas?