La pareja que tuvo que elegir a uno de sus dos hijos para que siga con vida en China

Los bebés padecen una rara enfermedad que consiste en que su sistema inmunitario es incapaz de defenderlos de bacterias y hongos. Todo parecía irremediable hasta que una luz de esperanza lo cambió todo. Ésta es su historia.                           

Qiu Boqin y su esposa Deng Baoling cargando a sus bebés. | Fuente: China Charities Ald Foundation For Children

El ciudadano chino Qiu Boqin y su esposa Deng Baoling se vieron obligados a realizar un sorteo para saber quién de sus dos bebés iba recibir el costoso tratamiento que le permita seguir con vida. Hasta ese entonces el dinero era inalcanzable para ellos. El panorama parecía irreversible hasta que una luz de esperanza lo cambió todo.

La historia comenzó a mediados de noviembre de 2017, cuando nacieron los gemelos apodados 'Saludable' y 'Feliz'. Los médicos les diagnosticaron una enfermedad rara conocida como granulomatosa crónica (CGD), que se caracteriza por un tipo de glóbulo blanco que no funciona y hace caer al paciente a infecciones recurrentes.  

La enfermedad se conoció un mes después del nacimiento cuando 'Saludable', el hermano mayor, presentó repentinamente complicaciones para respirar y tuvo que ser llevado de urgencia a un hospital donde quedó internado, mientras que "Feliz se había quedado con su abuela. Al poco tiempo, él también experimentó los mismos síntomas y fue a parar al mismo establecimiento de salud que 'Saludable'.

Los médicos comunicaron a los padres que cada uno de sus bebés necesitaría un trasplante de médula ósea para sobrevivir y que las dos operaciones podrían costar alrededor de 114 mil libras esterlinas. Esto motivó que se pusieran en contacto con la Sociedad de la Cruz Roja de China, la cual tiene un programa de donantes de médula y gestiona el reclutamiento de donantes de células madre.

Mientras esperaban los donantes,  los bebés  fueron trasladados en febrero a un hospital en Chongqing, que es famoso por tratar ese tipo de enfermedades. Hasta ese momento ya habían gastado una fortuna en tratamientos y medicinas. Finalmente el programa de donantes les informó que habían conseguido a los donantes, pero la operación para cada uno iba a costar 57 mil libras esterlinas.

La noticia los dejó helados, pues ya no les quedaban más recursos para solventar otro gasto y en total aniquilamiento llegaron a sus casas pensando en qué podían hacer ahora. Fue entonces que pasaron por el tenebroso momento de hacer un sorteo y esto no le gustó para la nada a la abuela de los mellizos, quien dio un portazo al salir de la habitación en forma de protesta.

Según el diario Daily Mail, la mujer se puso furiosa y obligó a los padres a buscar otra forma de encontrar más dinero, sea como sea. La Fundación de Ayuda de Caridades de China para Niños se enteró del caso y se puso en contacto con la familia para ayudarlos a recaudar fondos. "Dios no se dio por vencido con mis gemelos", dijo el padre.

El proyecto se ha trazado como objetivo recaudar 102,000 libras y anunció los fondos se utilizarán en el tratamiento de los gemelos, así como también en sus necesidades de vida. Hasta el momento la campaña ha recaudado 86 mil libras de 23,352 personas.

Deng Baoling toma la manito de uno de sus bebés, mientras que su pareja taciturno acaricia a su otro hijo. | Fuente: China Charities Ald Foundation For Children
Qiu Boqin y su esposa sosteniendo en su regazo a uno de sus bebés. | Fuente: China Charities Ald Foundation For Children
¿Qué opinas?