Mientras que en Nueva York, uno de los epicentros de Estados Unidos  con casos de coronavirus, la cifra de fallecidos va bajando, ciudadanos presionan a los gobiernos con el fin de que la medida de cuarentena se levante. "Hemos pasado el pico, y todo indica que en este punto estamos en descenso", dijo el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo

| Fuente: AFP

Cuomo llamó a la cautela "para no poner en peligro" los avances alcanzados. La presión para retomar las actividades económicas es fuerte, sobre todo por el importante incremento del desempleo provocado por la parálisis. "Esta cura es peor que la COVID", rezaba un cartel que levantaba un manifestante en una protesta Denver, Colorado.

| Fuente: AFP

Trump ha alentado esas manifestaciones, llamando el viernes a "liberar" algunos estados dirigidos por gobernadores demócratas, y señalando el sábado que "algunos gobernadores habían ido demasiado lejos".  Sus comentarios fueron criticados por varios gobernadores, incluidos republicanos. 

| Fuente: AFP

Larry Hogan, el gobernador republicano de Maryland, escenario de una manifestación el sábado, consideró que "no tiene sentido animar a la gente a manifestarse contra un plan sobre el que uno acaba de hacer recomendaciones". 

| Fuente: AFP

Trump y los gobernadores mantienen otro punto de desencuentro: las pruebas de detección del virus necesarias para poder retomar las actividades económicas sin correr el riesgo de un repunte de la pandemia.  El gobierno federal asegura que los estados ya disponen de suficientes kits para alcanzar ese objetivo, pero varios gobernadores disienten. 

| Fuente: AFP

Entre las recomendaciones dadas por la Casa Blanca a los estados para decidir el levantamiento progresivo del confinamiento, esa primera fase prevé la reapertura parcial de algunos comercios. Pero el gobernador demócrata de Virginia, Ralph Northam, muy criticado por Trump en los últimos días por haber adoptado restricciones sobre las armas, calificó de "delirantes" e "irresponsables" esas afirmaciones. 

| Fuente: AFP