Bill Wiese, operador de emergencias 911. | Fuente: 7KETV

Bill Wiese, operador de emergencias 911 de OmahaNebraska, EE.UU., recibió la alerta de un incendio en su vecindario. Minutos después, reaccionó y se dio cuenta que la casa que se estaba incendiando era la suya.

Wiese estaba trabajando cuando recibió una llamada reportando un incendio. El GPS de la persona indicaba que la llamada venía de su calle.

“Ella dio una dirección que estaba a unos pocos metros de su casa. Y en mi cabeza decía 'Oh no', estaba tratando de pensar en quién podría ser. Pero luego lo corrigió y era mi dirección ", dijo Wiese.

Preocupación por su familia

"Lo manejé como cualquier otra llamada", añadió Wiese a medios locales. Su preocupación en ese momento era su novia y sus hijas. Afortunadamente, ellas no estaban en casa al momento de la emergencia.

Su vivienda luce en el exterior como nueva. Sin embargo, al interior el daño es evidente. Además del olor abrumador, las paredes ennegrecidas reflejan la destrucción dejada por el fuego.

Su familia, sin embargo, perdió a su gato llamado Tigger a causa del fuego. "Bill y su familia lo perdieron todo, incluida su querida mascota familiar", señala un anuncio de GoFundMe.

Los investigadores le dijeron que el incendio se produjo debido a un cortocircuito del aparato eléctrico que estaba colgado en la pared.

¿Qué opinas?