La matanza en El Paso (Texas) ha dejado 22 muertos. | Fuente: EFE

El Gobierno de Estados Unidos estudia la idea de declarar la comisión de tiroteos indiscriminados como un delito capital, es decir, que suponga automáticamente la condena a la pena de muerte, informó este lunes la cadena de televisión CNN.

Según el medio, que cita fuentes gubernamentales, esta es una de las ideas que está considerando el Departamento de Justicia tras los tiroteos que este fin de semana dejaron más de 30 víctimas mortales en El Paso (Texas) y Dayton (Ohio).

La consideración de una ley que declare específicamente los tiroteos masivos como un crimen capital es una de las propuestas surgidas tras una orden dada este fin de semana por el presidente Donald Trump a sus asesores de buscar soluciones legislativas para abordar los tiroteos indiscriminados que vienen sucediendo.

Según CNN, el presidente Trump, el vicepresidente, Mike Pence; el fiscal general, William Barr, y otros funcionarios pasaron el fin de semana discutiendo iniciativas legales para abordar este problema.

Una de las opciones que atrajo más apoyo fue la idea de establecer una ley que haga que se pida automáticamente la pena de muerte para los responsables de tiroteos indiscriminados, como ya ocurre con las personas que cometen atentados con explosivos.

Otra iniciativa que está bajo consideración es la de redactar una ley federal que permitiría a las fuerzas del orden pedir una orden judicial para confiscar temporalmente las armas que pueda tener una persona que consideren que puede convertirse en un peligro.

Dicha petición podría venir también de los propios familiares de la persona que posee las armas.

La iniciativa fue planteada este fin de semana en un mensaje de Twitter por los senadores Lindsey Graham (republicano) y Richard Blumenthal (demócrata), con el fin de prevenir los tiroteos. (EFE)


Sepa más:
¿Qué opinas?