Estados Unidos | Supremo rechaza revisar ley que restringirá el aborto en Arkansas

De aprobarse esta norma, dos de las tres clínicas abortistas todavía abiertas en en el estado sureño forzarían su cierre.
En 2016, el Estado de Texas el Tribunal Supremo decidió eliminar una ley que entorpecía el derecho al aborto de las mujeres. | Fuente: EFE

El Tribunal Supremo de Estados Unidos rechazó este martes revisar el recurso contra una ley del Estado de Arkansas que obligaría a cerrar las clínicas abortistas con las que cuentan actualmente. La norma, de 2015, restringe la práctica del aborto con fármacos (no quirúrgico) durante las primeras nueve semanas de embarazo.

Dos de las tres clínicas abortistas todavía abiertas en Arkansas practican el procedimiento con fármacos, por lo que la ley forzaría su cierre. Así lo informó Planned Parenthood, la mayor organización de planificación familiar de Estados Unidos.

En la decisión de este lunes, el Supremo rechazó revisar el caso sin que ninguno de los cuatro jueces progresistas de los nueve que integran el tribunal mostrara su opinión contraria.

Tras su promulgación en 2015, la jueza federal Kristine G. Baker suspendió temporalmente la ley por perjudicar a las mujeres y dijo que los médicos que practican el aborto en Arkansas "corren riesgo de ser excluidos de sus comunidades y afrontan un hostigamiento y violencia contra ellos, sus familias y sus instalaciones privadas".

Sin embargo, el Tribunal de Apelaciones del Circuito Octavo de Estados Unidos volvió a ponerla en pie alegando que Baker no había especificado a cuántas mujeres afectaba negativamente la norma.

Problema para las mujeres

La única clínica que quedaría abierta en Arkansas está ubicada en Little Rock, por lo que la ley obligaría a las mujeres a recorrer grandes distancias para recurrir a un procedimiento quirúrgico en vez de uno con medicamentos.

Planned Parenthood asegura que la restrictiva ley de Arkansas es muy parecida a una de Texas que el Supremo tumbó hace dos años.

En esa ocasión, la mayoría de magistrados consideraron que la ley texana proporciona pocos beneficios a la salud de las mujeres, representa un substancial obstáculo para las mujeres que quieren practicar un aborto y constituye una carga excesiva a su derecho constitucional de hacerlo.

EFE

¿Qué opinas?