Justin Olsen fue detenido pocos días después de los tiroteos en Texas y Ohio que dejaron casi 30 muertos. | Fuente: Cárcel del condado de Mahoning

Justin Olsen, un joven de 18 años que publicó amenazas en páginas web de ataques armados, fue arrestado el último lunes por el FBI en la casa de sus padres en Boardman, Ohio, donde los agentes gubernamentales encontraron un arsenal de armas y municiones.

El arrestó se produce a pocos días de ocurridas las masacres de El Paso, Texas, y Dayton, Ohio, donde tiroteadores mataron a más de 30 personas. En el allanamiento de la casa de Olsen, el FBI encontró 15 rifles, 10 pistolas semiautomáticas y aproximadamente 10 mil tiras de municiones. Parte del arsenal estaba escondido en una bóveda de la habitación del joven detenido.

El FBI estaba detrás de los pasos de Olsen desde inicios del 2019, cuando agentes de Alaska detectaron en una sala de chat llamada '¡Funny' a un usuario llamado ArmyOfChrist (Ejército de Cristo) haciendo comentarios amenazantes. Con el tiempo los mensajes del joven fueron cada vez más específicos sobre acciones violentas.

En sus últimas interacciones, Olsen discutía su apoyo a los tiroteos masivos y hablaba de eventuales ataques armados a locales de Planned Parenthood, una organización que promueve la sexualidad responsable y la planificación familiar.

El perfil de la red social en el que Justen Olsen lanzaba sus amenazas. | Fuente: NBC News

Además, hizo comentarios favorables sobre la masacre de Waco, Texas, en 1993, en la que murieron 76 integrantes de la secta religiosa de los Davidianos y cuatro agentes federales, tras un enfrentamiento que duró 51 días. En capturas de pantalla obtenidas por el FBI, se leen referencias de Olsen sobre el caso, citadas como una justificación para "disparar a todos los agentes federales a la vista".

También comentarios sobre Timothy McVeigh, conocido como el terrorista de Oklahoma, quien en 1995 provocó la muerte de 168 personas de un edificio federal con un camión bomba. El acto fue descrito por Olsen como "un método viable de cambio político".

Olsen vertía sus amenazas a través de una cuenta que contaba con más de 5,000 seguidores hasta la mañana de este martes, antes de que fuera suspendida. En sus escritos invitaba a sus seguidores a abastecerse de armas de fuego ilegales.

Ante estas señales y los recientes atentados, el fiscal adjunto del condado de Mahoning, Michael McBride, decidió que debía actuarse de inmediato sobre Olsen. Desde entonces sigue bajo custodia y se espera que comparezca el próximo viernes ante el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Youngstown, Ohio.

Tras su detención, Justin Olsen dijo a los agentes que sus escritos eran "solo una broma".

¿Qué opinas?