Masacre en Orlando: "Jimmy se quedó atrás y él lo acribilló en el piso"

Christian Ortiz y Carlos Muñiz sobrevivieron la masacre de Orlando (EE.UU.) y padecen las consecuencias del trauma que significa la muerte de su amigo Jimmy Dejesus Velázquez.
Christian Ortiz, amigo de Franky Jimmy Dejesus Velázquez, de 50 años, quien vivía desde hace varios años en Orlando. | Fuente: http://www.istackr.com/

Eran conocidos como "los tres amigos", Christian Ortiz y Carlos Muñiz sobrevivieron la masacre de Orlando (Florida, EE.UU.), que dejó al menos 49 víctimas mortales, y padecen las consecuencias del trauma que significa la muerte de Franky Jimmy Dejesus Velázquez, el tercero de su grupo.

Trastorno de estrés postraumático. Christian Ortiz llevaba 43 horas sin poder dormir nada tras las consecuencias terribles en la ciudad estadounidense, por ello tuvo que ser trasladado a un centro de salud, donde le diagnosticaron trastorno de estrés postraumático. “Cierro los ojos y todavía escucho los tiros. Y cuando oigo los mismos ruidos (de los disparos) me arrojo al piso pensando que estoy todavía en el mismo sitio donde estaba (el club Pulse)”, narra entre lágrimas en entrevista con CNN en Español. Por su parte, Carlos Muñiz refiere que toma medicinas para poder dormir. "Y cada vez que trato de cerrar los ojos, no importa el ruido que sea, me levanto rápido", manifiesta.

El FBI señaló que, antes del tiroteo, el atacante Omar Mir Seddique Mateen declaró su lealtad al autodenominado grupo extremista Estado Islámico. | Fuente: MySpace
Un grupo de jóvenes muestra de solidaridad con las víctimas de Orlando en Atenas, Grecia. | Fuente: Foto: Louisa Gouliamaki/AFP

Ayuda psicológica. “No me puedo quitar la imagen de la mente de toda la gente muerta, de toda la sangre. Y eso no me deja dormir, no me deja concentrarme y en el ruido más mínimo que sea, yo ya quiero tirarme al piso y cerrar los ojos”, explica Ortiz, que viene recibiendo asistencia psicológica por trágica experiencia vivida.

"Fue una película de horror". “(Después de la primera charla con la psicóloga) me sentí un poquito más tranquilo, pero todavía necesito más tiempo para poder procesar (lo ocurrido), porque lo que viví fue como una película de horror”, cuenta. 

"Jimmy se quedó atrás y él lo acribilló". “Cuando empezaron los disparos nos tiramos al piso. Parece que la pistola se quedó sin balas y cuando empezó a recargarla, nosotros decidimos arrastrarnos por toda la orilla de la esquina hasta llegar al baño que queda en el patio. Allí dentro había como 15 personas. Antes de entrar al baño veía cómo (el asesino Omar Seddique Mateen) estaba disparando a todo el mundo. Cuando fuimos (al baño), mi amigo Jimmy se quedó atrás y él lo acribilló en el piso y lo mató. De verdad es algo que no desearía a nadie que viviera esto y ni mucho menos que mataran a un ser querido a lado tuyo”, añade afligido Christian Ortiz.

¿Qué opinas?