Así fue el atentado de Manchester a través del testimonio de los sobrevivientes

Los testigos del atentado en el Manchester Arena contaron las escenas de caos y pánico tras la explosión.
La mayoría de los asistentes que han acudido al concierto son jóvenes. | Fuente: Getty

El atentado en el Manchester Arena ha dejado 22 muertos y 59 heridos. Salman Abedi, de 22 años, fue identificado como el autor del ataque suicida. Los sobrevivientes han narrado la noche de horror que vivieron. Madres, padres, adolescentes y niños acudieron al concierto de la cantante Ariana Grande en busca de una noche inolvidable de música. Sin embargo, encontraron un desenlace fatal.

1. Los Haywood. Caitlin recibió como regalo por su 17º cumpleaños entradas para asistir al concierto de Ariana Grande en el Manchester Arena. Su mejor amiga y su padre Nick Haywood viajaron desde Notingham hasta la locación escuchando los temas de la cantante en el auto. Al llegar al estadio, su padre se despidió de su hija con un beso en la mejilla. “Tengan cuidado”, les dijo. Se quedó esperándolas a las afueras del local.

Nick aprovechó las horas del concierto para darse una vuelta por Manchester. Poco antes de las 10:30 de la noche volvió a una de las puertas del Arena donde esperaría a su hija. Entonces escuchó la fuerte detonación. “Tuve claro que era una bomba o algo parecido. En un momento así puedes entrar en pánico o decidir seguir con el plan. Yo traté de hacer lo segundo”, dijo a El País.

El padre vio cómo de pronto las escaleras del Arena salía una multitud de personas tratando de escapar entre gritos y sollozos. Todavía no podía contactarse con su hija Caitlin. “Sabía que la red podía estar colapsada porque todo el mundo estaría tratando de llamar a la vez”. De repente, Caitlin contestó. “No se puede imaginar mi alivio al oír su voz”, recordó Nick.

Nick Haywood fue testigo del caos que sucedió en las escaleras de la salid del Manchester Arena. | Fuente: CNN

2. Los Eames. Ariana Grande culminó su concierto en el Manchester Arena con el tema de su último single Dangerous Woman. La estrella se despidió de los 20 mil asistentes con un “Adiós, Manchester”. Las luces se encendieron y la gente comenzaba a abandonar el recinto. Laura Eames y su hija de 11 años, Isabel, se acababan de levantar para retirar del local. “De pronto escuchamos una explosión tremenda”, contó la madre.

Dijo que escuchó a alguien gritar “¡bomba, al suelo!”. “Solo agarré fuerte a Isabel y corrí. Casi le arranco un brazo, todavía lo tiene morado. Todo el mundo se volvió loco, había gritos, chillidos, gente tirando a gente al suelo. Yo acabé con dos adolescentes que habían perdido a sus padres, estaban fuera de sí, las trataba de alejar todo lo que podía. Era realmente difícil salir del recinto”.

3. Los Cardwell. Emma acudió al concierto con su hija Harriet, de 10 años. Habían comprado las entradas hace ocho meses. Era el primer concierto de la niña. “Oímos una explosión tremenda y todo el mundo se puso a gritar. Vimos gente ensangrentada. Fue horrible. Pasamos mucho miedo y no sabíamos qué hacer”, contó la madre sobre la traumática experiencia.

4. Elisse Wylde y Bethany Keeling. Estas dos amigas de 19 y 21 años casi fueron víctimas directas de la explosión. Elisse dijo que resultaron salvadas por la fidelidad de Bethany a Ariana Grande. “Antes de la última canción, le dije que nos marcháramos, para evitar las multitudes, pero ella se negó. Teníamos que irnos por esa salida, así que si llegamos a habernos ido cuando yo dije, nos habría pillado de lleno”, contó Elisse.

Personal de emergencias atiende a varias personas que permanecen en el suelo tras el atentado terrorista en el Manchester Arena. | Fuente: AP
Sepa más:
¿Qué opinas?