Renée Lafont | Fuente: Imagen del proyecto Renée Lafont-Quest (vía publico.es

Los restos que podrían pertenecer a la periodista francesa Renée Lafont, fusilada en 1936 por las fuerzas del dictador español Francisco Franco, fueron hallados en un cementerio en Córdoba, España. Nacida en Amiens en 1877, esta periodista hispanófila y traductora murió en Córdoba el 1 de septiembre de 1936 al comienzo de la Guerra Civil que había venido a cubrir para el periódico Le Populaire. Su cadáver, sin embargo, nunca fue hallado. Hasta ahora.

Los restos fueron hallados la semana pasada en una fosa común del Cementerio de la Salud de Córdoba, como parte de una búsqueda emprendida por asociaciones que buscan personas desaparecidas en la Guerra Civil española. Hallados en una sepultura datada el día de la muerte de la periodista, el cadáver presenta "una bala alojada junto al fémur de la pierna derecha" que coincide con "el impacto de bala que Renée tenía en una de sus piernas producido" al momento de su detención, explicó a la AFP Rafael Espino, presidente de la asociación Aremehisa.

Estas asociaciones esperan los resultados de las pruebas de ADN para confirmar que efectivamente se trata de la periodista francesa. Espino dijo desconocer el tiempo que tomarán dichas comprobaciones. La presentadora francesa de televisión Maitena Biraben, pariente lejana de Renée Lafont, aportó ADN para ayudar en la identificación.

Periodista asesinada

Según el historiador británico Paul Preston, una de las referencias académicas sobre la Guerra Civil española, entre 110 mil y 200 mil personas fueron ejecutadas en el conflicto por las tropas leales al general Francisco Franco. Muchos fueron enterrados en fosas comunes. Al terminar este conflicto que se prolongó de 1936 a 1939, Franco dirigió España con mano de hierro hasta su muerte en 1975.

Una ley de "memoria histórica" fue aprobada en 2007 para ayudar a las familias a encontrar a sus parientes desaparecidos. El presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, ha buscado desde su llegada al poder en junio pasado rehabilitar la memoria de las víctimas republicanas de la Guerra Civil.

En este sentido, ha hecho una de sus prioridades exhumar los restos de Francisco Franco de su monumental mausoleo del Valle de los Caídos, a unos 50 km al noroeste de Madrid. Sin embargom, el proceso ha enfrentado numerosos obstáculos, principalmente la oposición de los descendientes del dictador.

AFP

¿Qué opinas?