Un enorme socavón se abrió el 14 de febrero en la calle del distrito de Balduina, Roma, tragándose seis automóviles.

Hasta ahora no se informó de víctimas producto del colapso, que produjo un hundimiento de aproximadamente nueve metros de ancho. Unas 22 familias que vivían en edificios cercanos fueron evacuadas por precaución, de acuerdo a AFP.

La alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, llegó hasta el lugar y afirmó que el sumidero se produjo en un sitio de construcción activo, y que la situación está bajo control, según CBS News.

Dicho medio también informó que fiscales locales han abierto una investigación en torno al suceso. Han puesto bajo investigación la empresa que maneja la construcción a lo largo de la carretera.

¿Qué opinas?