Foto referencial | Fuente: Flickr

En el poblado de Agnetz, al norte de Francia, un joven de 19 años ha sido arrestado luego de asesinar a un sacerdote que habría abusado de él cuando era menor de edad. Alexander V acudió a la casa de Roger Matassoli, de 91 años, y le clavó un crucifijo en la garganta, lo que le provocó una muerte inmediata por asfixia.

El crimen se produjo el pasado 4 de noviembre, cuando la Policía encontró el cuerpo de Matassoli con signos de tortura. Alexander trabajaba en su casa realizando labores de limpieza. Según medios franceses, la Policía investiga el caso como un “acto de venganza”.

El fallecido cura había sido acusado de abusar sexualmente de, por lo menos, cuatro niños; entre ellos Alexander V y su padre, entre 1960 y el 2000. A pesar de las denuncias, Matassoli permaneció en la Iglesia hasta el 2018, de acuerdo con el Daily Mail.

Antes de ser retirado, el sacerdote fue cambiado de diócesis en tres oportunidades: de Clermont a Saint André Farivillers y posteriormente a Agnetz, ciudad en la que fue asesinado. El obispo Jacques Benoit-Gonnin indicó que, por un “error eclesiástico”, el sacerdote siguió cobrando su nómina, a pesar de que fue apartado de sus tareas en la Iglesia supuestamente en el 2009.

El joven ha sido arrestado y acusado de tortura, asesinato y resistencia hacia la autoridad, pues fue detenido luego de intentar huir con el auto del sacerdote.

¿Qué opinas?