Las inundaciones en el Sena alcanzaron su punto más elevado en París tras varios días de crecidas. Semanas de intensas lluvias han alimentado este río y sus afluentes, obligando a cerrar carreteras mientras el agua invadía las orillas y detenía los cruceros fluviales por la capital francesa.

El nivel del agua alcanzó en horas de la madrugada una altura máxima de 5.84 metros en las mediciones en el puente de Austerlitz, más de cuatro metros por encima de su nivel normal. La cifra quedó por debajo de lo que se temía la semana pasada y era muy inferior al récord de 8.62 metros marcado en 1910.

Las exhibiciones en el sótano del Museo del Louvre están clausuradas desde la semana pasada a modo de precaución. Además, las estaciones de trenes a lo largo de la línea Versalles también están cerradas y seguirán así varios días más. (EFE).


Sepa más: