Los empleados de la pizzería incluso tenían un apodo para Sharkey: 'El tipo del pescado' por su insistencia al pedir pizzas con anchoas. | Fuente: Morguefile

Robert Sharkey, un hombre de 24 años en Bangor (Reino Unido), fue detenido por 11 delitos tras no reportar la muerte de su vecina, Marie Conlon, y luego robarle.

La BBC informó que el juez indicó que Sharkey cometió “una serie enfermizos delitos”. Uno de ellos fue usar las tarjetas de débito de Conlon para pagar el equivalente de US$ 7,892 (S/ 26,315) en pizzas de pepperoni y anchoas.

“Desde cualquier punto de vista, esta es una serie de delitos perversos contra una mujer decente que era claramente vulnerable debido a su edad”, dijo el juez.

El caso

Marie Conlon falleció a los 68 años en su departamento en enero de 2015. Sharkey se dio cuenta de que el correo de la mujer se acumulaba en el área comunal del edificio, por lo que forzó su entrada a su vivienda y la descubrió muerta.

El hombre no llamó a la policía y se hizo con los detalles de la tarjeta de débito de la mujer e incluso se apoderó de una nueva que llegó meses después a su domicilio.

Durante dos años compró pizzas con pepperoni y anchoas de Domino’s que pagó con el dinero de la finada, que seguía recibiendo su pensión al no reportarse su muerte.

Aparte de las pizzas, Sharkey también pagó servicios de compañías como O2, Sainsbury’s y Power Ni. También se encargó las facturas de la mujer para que evitar que se descubra su muerte.

Tras ser descubierto y acusado por el robo de un total de US$ 15,390 de las cuentas de la mujer, Sharkey pidió disculpas a los familiares. También aseguró que “se siente más tranquilo tras ser capturado” a finales del 2017.

Sepa más:
¿Qué opinas?