Cientos de británicos iniciaron la mañana de Navidad nadando en aguas congeladas.

| Fuente: AFP

Los atrevidos bañistas cumplieron así la antigua tradición de darse un chapuzón en aguas heladas el día de Navidad.

| Fuente: AFP

Muchos saltaron al agua con diminutos trajes de baño, pero otros -más entusiastas- llevaron gorros y hasta disfraces alusivos a la Navidad.

| Fuente: AFP

Uno de los puntos más concurridos para cumplir con esta tradición es el lago Serpentine, en Hyde Park.

| Fuente: AFP

Los bañistas desafiaron temperaturas que bordean los cero grados centígrados.

| Fuente: AFP

Bañistas de todas las edades saltaron a las aguas heladas para cumplir con esta particular tradición.

| Fuente: AFP

El lago Serpentine está ubicado en el Hyde Park, en el centro de Londres.

| Fuente: AFP