La oferta turística del museo subacuático proyectado por el Gobierno de Bolivia en el lago Titicaca incluirá la posibilidad de bucear para ver de cerca las ruinas Tiahuanaco sumergidas en ese lago, compartido con Perú. La primera experiencia la vivió este martes el jefe de la Sección de Intereses Culturales y Educación de la embajada argentina en La Paz, Carlos Javier Daveggio, quien se sumergió en el sector conocido como Santiago de Ojje, cerca de la frontera con Perú, junto a arqueólogos y buzos de la Armada de Bolivia.

Este fue una "prueba de fuego muy importante" para "demostrar que se puede bucear en el lago Titicaca con toda tranquilidad", dijo a los medios la ministra de Culturas y Turismo de Bolivia, Wilma Alanoca. Con esta primera inmersión se busca "generar expectativa tanto en los visitantes del extranjero como también del ámbito nacional para que se interesen por esta especialidad del buceo turístico" y puedan "ver los asentamientos de la cultura tiahuanacota" hallados en el lago, señaló la autoridad.

"Ya tenemos otras solicitudes para hacer una segunda inmersión que será en enero del próximo año", agregó Alanoca. En declaraciones a la agencia Efe, Daveggio aseguró que la inmersión en el lago fue "una experiencia fantástica" en la que pudo ver primero "un manto vegetal verde y luego se ve un desarrollo lítico, piedras trabajadas por el hombre, estructuras".

El diplomático argentino resaltó las potencialidades de desarrollar el buceo turístico en el lago, una actividad que puede convertirse en una industria que generaría buenos ingresos, sobre todo para los lugareños. El de Santiago de Ojje es uno de los 24 sitios subacuáticos con restos tiahuanacos e incaicos hallados en el lado boliviano del lago Titicaca en los últimos tres años, dentro de un proyecto ejecutado con respaldo de la Cooperación Belga.

El proyecto incluye el emplazamiento del "primer museo subacuático con características arqueológicas" en otro lugar del lago llamado Ojjelaya, explicó la ministra. Una parte se situará a orillas del lago e incluirá una exposición de piezas arqueológicas halladas en los mismos sitios, con audiovisuales y un guión museístico "para que la gente conozca la riqueza natural, cultural e histórica de la región", indicó.

También se prevé una estructura sumergida en el agua para poder apreciar parte del sitio arqueológico a través de galerías, pisos de vidrio o periscopios invertidos, apuntó por su parte el jefe de la Unidad de Arqueología del Ministerio de Culturas, José Luis Paz. "Y los que se animen pueden complementar con buceo", agregó. En este museo también se prevé instalar un centro de investigación regional desde donde avanzarán las excavaciones en los otros 23 sitios, según el funcionario.

El proyecto se encuentra en una etapa de diseño final que se prevé que concluya en el primer trimestre de 2019, cuando se espera garantizar la financiación e iniciar la construcción. Las autoridades bolivianas calculan que tendrá un coste aproximado de unos 10 millones de dólares y beneficiará a trece municipios bolivianos asentados en las riberas del lago Titicaca. El proyecto también tiene el respaldo de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

EFE

¿Qué opinas?