Sergio Moro es actualmente ministro de Justicia y Seguridad Pública de Brasil. | Fuente: Foto: AFP

El Consejo Nacional del Ministerio Público (CNMP) de Brasil anunció este lunes que investigará el intercambio de mensajes entre fiscales de la Lava Jato y el exjuez Sergio Moro sobre el caso del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, a quien el actual ministro de la Justicia condenó a la cárcel en 2017.

El contralor nacional del Ministerio Público, Orlando Rochadel, instauró una queja disciplinaria para apurar los hechos presentados por el reportaje de la web The Intercept Brasil, que cuestiona la imparcialidad de la operación "Lava Jato" y la investigación que condujo a Lula a la cárcel por los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

El medio, dirigido por el periodista estadounidense Glenn Greenwald, a quien el exanalista de la CIA Edward Snowden reveló los programas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) en 2013, publicó conversaciones privadas entre el fiscal Deltan Dallagnol, quien dirigía la Lava Jato en Curitiba, y el exmagistrado Sergio Moro.

Según las mismas, Moro orientó a través de mensajes de Telegram a Dallagnol durante la investigación que condujo a Lula a prisión, algo que, según especialistas, está prohibido en el Código Penal brasileño.

Piden una pesquisa imparcial

El entonces magistrado sugirió a Dallagnol cambiar el orden de las fases de la operación Lava Jato y dio consejos y pistas a los fiscales encargados del caso, según señala The Intercept en base a los documentos divulgados.

La queja disciplinaria fue instaurada este lunes en base a una solicitud presentada por cuatro consejeros del CNMP y Rochadel le dio un plazo de 10 días a Dallagnol para que se manifieste a respecto.

"Cabe apurar si hubo una eventual falta funcional, particularmente en lo que dice respeto a la violación de los principios del juez y del fiscal natural, de la equidistancia de las partes y del impedimento de una actuación político-partidaria", destaca la solicitud.

Además, se determinó que la Contraloría General del Ministerio Público entregue en hasta 10 días los antecedentes disciplinarios de los integrantes de la Lava Jato en Curitiba para que sean analizados por el órgano público.

Por su parte, el Consejo Federal del Orden de Abogados de Brasil expresó su perplejidad ante el caso y pidió que los involucrados renuncien a los cargos públicos que ocupan para que no haya sospechas sobre la conducción de las investigaciones, aunque no citó nombres en la nota divulgada este lunes.

"No se puede desconsiderar la gravedad de los hechos, lo que exige una investigación plena, imparcial y exenta, ya que están involucrados miembros del Ministerio Público Federal, un exmiembro del Poder Judicial y hay una posible relación de promiscuidad en la conducción de acciones penales en el ámbito de la operación Lava Jato", reza el escrito.

EFE

¿Qué opinas?