Personal estadounidense verificando la situación en la frontera con México. | Fuente: EFE

Algunos migrantes están formando familias falsas para cruzar la frontera desde México a Estados Unidos para evitar su detención en territorio estadounidense, denunció el Servicio de inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés).

La agencia indicó en su cuenta de Twitter que está trabajando con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) para arrestar a "individuos, redes y organizaciones que facilitan el tráfico de menores y el fraude de documentos para ingresar ilegalmente a Estados Unidos".

El ICE indicó que está movilizando recursos y expertos hacia la frontera para "investigar el tráfico de niños y los documentos fraudulentos usados para aprovechar los vacíos legales en la migración de las familias".

Además, confirmó que está usando "datos científicos" para identificar y desmantelar las redes de posibles contrabandistas de menores no acompañados.

Vacíos legales

"Los traficantes de personas, quienes ponen en riesgo la vida de los migrantes, están explotando los actuales vacíos legales en nuestro sistema de migración de familias", puntualizó la agencia federal.

La CBP comenzó este domingo a tomar huellas digitales y a detectar a través del iris ocular a inmigrantes menores de 14 años para hallar posibles casos de explotación infantil y establecer con más fiabilidad la identidad del menor y sus padres.

La agencia federal, que hasta la implementación de estas nuevas medidas solo tomaba fotografías a los menores de 14 años, indicó que habían encontrado casos de niños utilizados por adultos con los que no tenían ninguna relación para la entrada ilegal al país, dado que las autoridades los liberaban en Estados Unidos.

Según cifras de esta agencia federal, entre el pasado 1 de octubre y hasta el 30 de marzo, se identificaron a más de 2.700 personas en la frontera con México que de manera fraudulenta afirmaron ser parte de una familia.

Arrestos 

Esto incluye a adultos que aseguraron ser menores de edad que viajaban con sus padres y que luego resultó que tenían más de 18 años, y personas que no tenían relación con los supuestos parientes con los que fueron detenidos por las autoridades estadounidenses.

Cifras de la CBP revelan que en marzo pasado se registraron 92.607 arrestos a lo largo de la frontera, de los que 30.555 correspondieron a individuos, 53.077 a personas que viajaban con sus familiares y 8.975 a menores no acompañados.

En el caso de los niños que viajaban solos, marzo tiene el registro más alto en lo que va de año fiscal, que arrancó con 4.968 arrestos en octubre y tuvo su estadística más baja en diciembre, cuando dos pequeños guatemaltecos murieron mientras estaban bajo custodia de autoridades estadounidenses, con 4.755 detenciones.

EFE

¿Qué opinas?